Nueva marcha de estatales por la salud pública

Profesionales y trabajadores del sistema público neuquino rechazarán una vez más la entrega de fondos al sector privado. Pedirán audiencias con el subsecretario Gore y legisladores.



NEUQUEN (AN).- Los médicos de los hospitales públicos de la provincia y los dirigentes del gremio estatal ATE, realizarán hoy una nueva manifestación para rechazar la entrega de fondos públicos a la clínicas privadas que prevé realizar el gobierno.

A partir de las 11 estos sectores se concentrarán en el Hospital Castro Rendón para luego marchar hasta la subsecretaría de Salud, donde solicitarán una audiencia con el titular del organismo, Fernando Gore. De allí irán a la Legislatura, donde extenderán el pedido a los integrantes de la comisión de Salud.

La medida fue anunciada ayer durante una conferencia de prensa que brindaron miembros de ATE. El disparador de esta nueva marcha fue la falta de respuesta a dos audiencias solicitadas la semana pasada al gobernador Jorge Sobisch y al ministro de Salud, Jorge Lara. Ambas solicitudes también estuvieron acompañadas por una movilización.

"El gobierno tiene que abrir un canal de diálogo y empezar a discutir con los trabajadores cuál es la salida para la crítica situación que atraviesa el sector de la salud", aseguró Baltazar Alvarez, delegado estatal en el Castro Rendón. "Porque por ahora ha demostrado que su política apunta a la destrucción del sistema público para así beneficiar a unos pocos empresarios", agregó.

El anuncio de respaldo a las clínicas privadas (que beneficiará también a los laboratorios) fue realizado por Sobisch a principios de julio. El gobernador sostuvo que "la excelencia" del sistema público está conduciendo a la ruina a las empresas de la salud. Por este motivo, dijo, el Estado empezará a destinar fondos hacia este sector.

Esta afirmación generó un fuerte rechazo de parte de la Asociación de Profesionales del Castro Rendón y de médicos de distintos nosocomios de la capital y el interior de la provincia, que salieron a refutar el panorama descripto por el gobernador. Por el contrario, aseguraron que la falta de materiales y de recursos humanos para brindar una atención de excelencia son moneda corriente en los hospitales públicos y centros de salud.

De la conferencia de ayer participaron también los consejeros gremiales del Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN), Gabriela Cabral, Héctor Andrés y Patricia Quilapán. Criticaron al titular del organismo, Gerardo Hettinger, por asegurar que la empresas de salud no lucran. Esta afirmación la hizo luego de reconocer que el organismo que preside destinará 80 millones de pesos en el transcurso de este año para las clínicas privadas.

"Nos tenemos que preocupar por la obra social de los trabajadores y no por el sector privado que lucra con nosotros", aseguraron los consejeros. Resaltaron que en el "ISSN no se tienen políticas preventivas porque el negocio es la enfermedad y no la salud", y manifestaron que existe "poca transparencia en el presupuesto del organismo, ya que se presentaron dos proyectos de gastos, uno destinado a la Legislatura y otro interno. En algo se están atajando", concluyeron.

El anuncio de Sobisch fue respaldado por el Colegio Médico, que solicitará que parte de las partidas de dinero se destine al aumento de los honorarios de los profesionales del sector.


Comentarios


Nueva marcha de estatales por la salud pública