Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Nuevas autoridades en el Obispado 05-11-03



ROCA (AR).- La máxima autoridad católica del Alto Valle, Néstor Navarro, designó a Jorge Fernández Pazos como nuevo vicario general y a Juan José Urrutia como canciller y secretario general del Obispado.

Según se informó oficialmente, ambos se iniciarán en su oficio diocesano mediante su profesión de fe y juramento de fidelidad en la misa que el obispo presidirá en la Iglesia catedral este viernes a las 20.

Fernández Pazos tendrá como responsabilidad la ayuda a Navarro en el gobierno inmediato de la diócesis. En tanto, la función del canciller es la de cuidar que se redacten las actas de la Curia, se expidan y se custodien en el archivo de la misma.

El vicario designado por Navarro nació en capital federal el 22 de junio de 1954 y realizó sus estudios en el Seminario Metropolitano de la Inmaculada Concepción (1973-1978) y en la Facultad de Teología de la UCA. Fue ordenado diácono en Río Colorado el 12 de diciembre de 1980 y presbítero en Viedma el 1 de mayo de 1981.

Desempeñó tareas en la curia y en la catedral de Viedma entre 1980 y 1982, para trasladarse luego a Allen, donde fue vicario y administrador parroquial hasta 1884. La misma función cumplió hasta 1988 en Cipolletti. Desde la creación de la Diócesis del Alto Valle se desempeñó como canciller y representante legal de las escuelas propiedad del Obispado (Allen, Cipolletti y Huergo). El 31 de enero pasado fue trasladado desde Cipolletti (donde fue párroco de la Sagrada Familia desde 1988) a Roca, pasando a ser rector y párroco de la Iglesia Catedral.

Por su parte, Urrutia nació el 3 de agosto de 1970 en Cinco Saltos. Realizó sus estudios en el Seminario Diocesano San Agustín (San Isidro) entre 1992 y 1998, para regresar a la Diócesis del Alto Valle y formar parte del equipo de conducción del Centro de Formación Religiosa para Adultos. Fue ordenado diácono en Cipolletti, el 3 de diciembre de 1999 y presbítero en Cinco Saltos, el 16 de octubre de 2000. Además fue vicario parroquial de la Sagrada Familia y de San Pablo en Cipolletti, entre 2000 y 2002. En febrero pasado fue trasladado a las parroquias San Francisco Javier (Huergo) y San José Obrero (Mainqué - Cervantes) para desempeñarse como administrador parroquial.


Comentarios


Nuevas autoridades en el Obispado 05-11-03