Nuevas denuncias por el crimen del pesquero Espinosa

Era competidor de Conarpesa, acusada de financiar a Kirchner.





PUERTO MADRYN, Chubut.- El gobernador de Chubut, Mario Das Neves, deslizó ayer críticas a algunos de los 14 jueces que investigaron el asesinato del empresario pesquero Raúl 'Cacho' Espinosa, al lamentar públicamente las irregularidades producidas en el expediente y que había quienes buscaban «cerrar la causa», pero descartó una intervención al Poder Judicial provincial.

La nueva denuncia es inquietante ya que sugiere frenos a la investigación del empresario pesquero asesinado, quien era el gran competidor de Conarpesa, la firma acusada de financiar políticamente al presidente Kirchner.

«Lamento lo irregular de este proceso, ya que las decisiones que se tomaban anunciaban que la prioridad de algunos era el cierre de esta causa», dijo ayer Das Neves durante un encuentro con la prensa.

El gobernador afirmó que la investigación por este crimen, que terminó con los sospechosos sobreseídos, demuestra la crisis desatada en la administración de justicia. Esa administración «ha dejado de avanzar en los últimos años, a un nivel que avergüenza ya que se no se cuestiona el desempeño de uno o dos funcionarios de la justicia sino de varios en diversos lugares de la provincia», afirmó. Y hasta subrayó que esa situación «denuncia la hipocresía de los que conducían políticamente la provincia», e clara referencia a sus antecesores radicales.

En ese marco, Das Neves rechazó la intervención al Poder Judicial provincial, pero consideró que el Tribunal Superior de Justicia chubutense «tendría que tomar cartas en el asunto» y reclamó que «por el bien de todos, en este caso emblemático la justicia actúe».

«Necesitamos saber en este crimen, como en otros crímenes, la verdad», proclamó. Das Neves salió al cruce de la carta difundida por Lorena Gabarrús, viuda de Espinosa y única testigo del crimen, quien denunció días atrás que en Chubut «la Justicia sólo es diligente y efectiva para los grandes intereses económicos».

Raúl Espinosa, un conocido empresario pesquero de 54 años, fue asesinado en la noche del 30 de enero de 2003 cuando volvía a la casa de sus suegros. Un sujeto se le acercó, lo llamó por su apodo y le disparó directamente al pecho.

Los acusados de instigar el homicidio son los dueños de Conarpesa, firma con numerosos vínculos financieros con el kirchnerismo, que Espinosa había abandonado tiempo antes para fundar la competidora pesquera San Isidro.(DyN)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Nuevas denuncias por el crimen del pesquero Espinosa