Nuevo ataque de ETA al turismo

El grupo separatista vasco hizo estallar un potente coche-bomba frente a un concurrido hotel de la ciudad turística de Salu, al sur de Barcelona. Pese a que la policía fue alertada y evacuó rápidamente a los 600 huéspedes del recinto, al menos 13 personas resultaron heridas por el estallido, la mayoría de ellos extranjeros.



MADRID (Reuters) - Al menos 13 personas resultaron heridas el sábado al estallar un coche bomba en un hotel de un complejo turístico del noreste de España, luego que las autoridades fueron alertadas del atentado en nombre del grupo separatista vasco ETA, dijo la policía.

Las autoridades tuvieron tiempo de evacuar a casi 600 personas que se encontraban en el hotel y acordonar la zona antes del estallido.

Sin embargo, la explosión dejó por lo menos 13 personas con heridas leves y causó algunos daños a la estructura del hotel.

El estallido se registró en la localidad mediterránea de Salou, a unos 95 kilómetros al sur Barcelona, luego de que el grupo ETA amenazó con atacar intereses turísticos de España.

"Un coche bomba con entre 40 y 50 kilos de explosivos estalló a las 0803 hora local (3.03 de Argentina) de hoy", dijo un portavoz de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

Un informante anónimo que se identificó como miembro de ETA alertó a las autoridades de la bomba una hora antes de la explosión en el estacionamiento del hotel.

"Los 13 heridos fueron leves, pero la explosión destruyó ventanas y puertas del hotel y de edificios cercanos", dijo el portavoz.

Los heridos incluyen a una joven británica y turistas irlandeses, franceses, rusos, portugueses y españoles.

El grupo separatistas ETA es señalado como responsable de unos 800 asesinatos en sus 33 años de lucha por un estado independiente en la zona vasca del norte de España y el suroeste de Francia.

En los últimos días, el grupo terrorista tomó como objetivos a los distintos sectores turísticos de España, en un intento por boicotear una de las actividades que más ingresos le deja al país.


Comentarios


Nuevo ataque de ETA al turismo