“Nuevo ciclo económico” con interrogantes



Contexto

BUENOS AIRES (ABA).- Con el anuncio del gobierno de reducción de subsidios, se abrió un “nuevo ciclo” con múltiples interrogantes, afirmó uno de los especialistas de la Fundación de Investigaciones Latinoamericanas (FIEL) que disertó ayer en la conferencia anual de la entidad. “Los subsidios ascienden a unos 15.000 millones de dólares y hasta ahora se anunció un recorte de solo el 1 % más una Comisión que analizará otros alcances. Es bueno que se haya reconocido el problema, aunque faltan precisiones acerca de en que segmento de cada rubro se va a recortar, en que niveles, la magnitud según los lugares; como es algo discrecional seguro influirá mucho el poder de negociación de los lobbies”, afirmó Santiago Urbiztondo. El experto señaló que como primer paso es importante que los subsidios se frenen y progresivamente se vayan quitando, aunque no es optimista al respecto. El giro económico modificará parte del paradigma regulatorio que consistía en la falta de una tarifa social (reemplazada por la revisión periódica de subsidios), las decisiones unilaterales apelando a la ley de emergencia y la estatización de las concesiones que fueron venciendo. “En ferrocarriles el 80% es subsidio, en generación eléctrica el 30%, desarmar tal entramado va a ser una cuestión compleja”, subrayó Urbiztondo, quien apuntó a otro déficit: la baja calidad de servicios. “El desafío es bajar costos con inversión; al reducirse la ilusión tarifaria se fortalecerá la demanda social para bajar costos”. El experto del Conicet José Fanelli diferenció tres etapas del kirchnerismo: la fase K 1 de 2003-07 con superávits gemelos; K 2 desde 2007 hasta ahora: pérdida del superávit fiscal y salida de capitales por cuestiones políticas (Indec intervenido, escalada del gasto público, demanda agregada con tarifas bajas), y la actual K 3 que puede profundizar los problemas o retornar a la primera fase. “Esto último se puede alcanzar de dos maneras, subiendo las tasas de interés lo cual podría afectar al empleo, o reduciendo la inflación con reducción de subsidios y consensos distributivos por productividad”, subrayó Fanelli. Daniel Artana enfatizó en el crecimiento discrecional de transferencias a las provincias que se triplicaron en tres años. El gasto público es otro ítem de preocupación. “De cada 100 empleados 20 son empleados públicos”, indicó Marcela Cristini.


Comentarios


“Nuevo ciclo económico” con interrogantes