Nuevo fracaso en la relación comercial con Brasil

Para compensar, suben el arancel externo común.



#

DyN

BUENOS AIRES.- Los gobiernos de Argentina y Brasil fracasaron ayer en el intento por levantar las barreras mutuas que se aplican al intercambio de comercio bilateral, pero acordaron elevar la protección contra terceros países al 35 por ciento en una serie de productos industriales.

Así se definió al término de una reunión de la que participaron la ministra de Industria, Débora Giorgi, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, su par de Exterior, Beatriz Paglieri, y el secretario ejecutivo de Desarrollo de Brasil, Alessandro Teixeira.

En concreto, Paglieri anunció que se logró destrabar el ingreso de cítricos y langostinos desde el 1 de julio más un grupo de productos de economías regionales que no definió ni precisó.

Brasil, en cambio, respondió anunciando nuevas trabas para el ingreso de manzanas, peras y membrillos de la Argentina, que se suman a quesos y una serie de productos frescos que estaban con anterioridad. (Ver recuadro)

Tras el encuentro, en el salón Federal de la Secretaría de Industria, ornamentado con carteles con la inscripción “Clarín Miente”, funcionarios argentinos hicieron una exposición ante periodistas pero se negaron a contestar preguntas a pesar de haber convocado a conferencia de prensa.

Giorgi, Paglieri, y el embajador en Brasil, Luis María Kreckler, hicieron una exposición en vez de las charlas con periodistas que se estilan cuando se logran resultados destacables.

Kreckler dijo que se alcanzaron “acuerdos sustantivos” para enfrenta la crisis financiera global que según dijo el diplomático “vemos agudizarse en los próximos meses”.

Entre ellos, mencionó que se logró el compromiso “de cortísimo plazo” de parte de Brasil de comenzar a trabajar en productos “con dificultades históricas de acceso” al mercado vecino, entre ellos medicamentos. Al respecto, se creó un grupo que la semana próxima comenzará a analizar en Brasilia un programa de tres pasos para permitir el ingreso de medicamentos de Argentina, cuya exportación hoy está vedada a los laboratorios nacionales, cuyo primer paso sería la autorización para productos de libre comercialización.

Desde el 15 de junio se comenzará a analizar en Buenos Aires una lista de posiciones arancelarias correspondientes al capítulo industrial del nomenclador común del Mercosur, para llevarlo al 35%.

Moreno, por otro lado, presentó un proyecto para ampliar el uso de moneda local en el comercio bilateral, en un nuevo intento por contener en el país la mayor cantidad de dólares posible.

El miércoles pasado, el ex embajador de Brasil en Buenos Aires, José Botafogo Gonçalves, había anticipado escasos resultados para el encuentro, al señalar que para que haya una solución, la Argentina debería cambiar su política comercial. (DyN)

La ministra de Industria Giorgi y el embajador argentino en Brasil explicaron las nuevas medidas proteccionistas. Paglieri acompañó.


Comentarios


Nuevo fracaso en la relación comercial con Brasil