Nuevo fracaso en los rastrillajes por Julio López

El abogado del testigo que señaló el Parque Iraola pediría la intervención del FBI. Ve “interferencias políticas”.

Lo más visto



#

Un nuevo testigo denunció movimientos de tierra cerca de la estación de trenes Iraola.

LA PLATA. – Una nueva búsqueda del cuerpo de Jorge Julio López fracasó ayer en el Parque Pereyra Iraola, después de la declaración de otro testigo de identidad reservada que también señaló que los restos del albañil desaparecido podrían estar allí, mientras el abogado del testigo anterior reveló que podría pedir “la intervención del FBI”. El abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, representante del primer testigo que señaló el posible destino de López en ese sitio, dijo ayer que podría pedir “la intervención del FBI” (la agencia federal de investigaciones estadounidense) ante la alternativa de que existan “interferencias políticas o problemas de fondo”. La de ayer fue la segunda búsqueda infructuosa realizada en una semana, ya que entre el miércoles y el viernes pasados se hicieron rastrillajes y excavaciones en base a datos de aquel primer testigo. López desapareció el 18 de septiembre de 2006, cuando salió de su casa y estaba finalizando el juicio al represor Miguel Etchecolatz, en el cual el albañil fue testigo fundamental. El operativo de búsqueda de las últimas horas fue dispuesto por la Fiscalía Federal de La Plata tras la aparición del nuevo testigo. La persona confió tener conocimiento de movimientos de tierra en una zona próxima a la estación de trenes del parque Pereyra Iraola, cercana a la que se rastreó hasta el pasado viernes cuando se dieron por cumplidos los trabajos que arrojaron resultados negativos. Familiares del albañil desaparecido pidieron “cautela” en el manejo de la información, para no repetir la ansiedad que vivieron en el anterior procedimiento. Según trascendió de fuentes judiciales, el nuevo testigo aseguró que simultáneamente a la desaparición de López “hubo movimientos extraños en un sector del parque cercano al que se rastrilló en una zona próxima a la estación del ferrocarril”. En las tareas de hoy apareció un inconveniente: la caída de un añoso árbol durante el último temporal demoró las actividades. Finalmente, como la semana pasada, se realizaron los rastreos con el georadar pero no hubo resultados positivos y entonces se dio por concluida esta nueva búsqueda. En tanto, siguieron las críticas de compañeros del desaparecido testigo y querellante en la causa Etchecolatz. Su amiga Nilda Eloy dijo que la declaración del anterior testigo de identidad reservada “fue un fraude” y reclamó “explicaciones”, del denunciante, de su abogado, del ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, y del gobernador Daniel Scioli, porque estos últimos, afirmó, “con su accionar le dieron entidad a la denuncia, avalando los supuestos dichos de este sujeto”. En tanto, Alejandro Sánchez Kalbermatten, abogado del primer testigo de identidad reservada que aportó el dato de que el cuerpo de López estaría enterrado bajo el edificio de la estación del ferrocarril de Pereyra Iraola, en declaraciones a Radio Mitre reveló que “estamos planteando la posibilidad de pedir la intervención del FBI”.


Comentarios


Nuevo fracaso en los rastrillajes por Julio López