Nuevo informe dice que Garrido no fue asesinado

Una perito de la Corte no halló golpes en el joven muerto en la comisaría de El Bolsón.




EL BOLSÓN (AEB)- Un informe de la especialista en patología forense Adriana Susana Diamantti, perito de la sede Lomas de Zamora de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dictaminó que “no hay hallazgos que sugieran vitalidad”, ni rastros de sangre, ni fractura en el cráneo de Guillermo Garrido (24), hallado muerto en un calabozo de la comisaría 12. El caso comenzó con la investigación de su presunto suicidio, y luego se sospechó de un homicidio. Por el hecho están procesados al menos 12 policías. Uno de sus abogados defensores, Víctor Hugo Massimino, brindó detalles de la audiencia celebrada ayer en los tribunales de Bariloche. Dijo que los estudios fueron requeridos “luego de la segunda autopsia. Se evaluó lo que presumiblemente sería sangre en la base del cráneo. Se tomó una muestra y se la mandó a analizar, y los expertos deducen que no es sangre y que las manchas encontradas podrían referirse al propio estado de descomposición que ya afectaba a los huesos”. Si bien “es un elemento de prueba más -la causa no está cerrada y se sigue investigando-, era necesario para aclarar si existió homicidio o no. Este informe lo descarta totalmente, aún cuando no se puede hablar sobre tejidos blandos porque no los había”, informó el letrado. El 14 de enero del año pasado, Garrido fue detenido en un incidente de tránsito en el centro de El Bolsón, luego de asistir al cumpleaños de su padre en Epuyén. Lo llevaron a la comisaría y una hora y media después fue encontrado colgado en una celda. La causa había sido rápidamente archivada como suicidio por el juez Ricardo Calcagno y fue reactivada por la Cámara del Crimen a pedido de la abogada de la familia de la víctima, Marina Schifrin. A partir de allí, la jefa de los fiscales, Liliana Piccinini, pidió nuevos peritajes y autopsias y convocó a expertos de la Procuración bonaerense. En su diagnóstico, estos cuestionaron “los groseros fallos de la primera autopsia” realizada por forenses locales y sostuvieron que Garrido había recibido un golpe en la nuca “con un objeto duro y romo”. Ahora, el nuevo estudio “desestima la posibilidad de un golpe, porque el hueso que se llevó a analizar no presenta signo alguno de fisura o fractura. No hay ninguna prueba que lleve la causa hacia la posibilidad de un homicidio, si fue un suicidio no hay delito”, insistió Massimino. A su criterio, “restan muy pocas pruebas periciales y técnicas para determinar la causa de muerte de Garrido. En muy poco tiempo, con los testimoniales de los médicos que actuaron, la sociedad podrá saber la verdad”. Hoy a las 17 habrá una nueva marcha de los familiares.


Comentarios


Nuevo informe dice que Garrido no fue asesinado