Nuevo plan para escriturar lotes en Bariloche

Apunta a beneficiar a familias de escasos recursos



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El municipio de esta ciudad lanzó un amplio plan de escrituración para familias de escasos recursos, que pueden acogerse al beneficio aun sin tener al día sus tasas e impuestos.

Otro de los estímulos es la eximición del pago de sellados y otros derechos. El costo del trámite varía entre los 150 y los 200 pesos, para pagar honorarios de escribanos y gravámenes menores, cuando una escritura ordinaria suele costar cuatro veces más.

Hasta ahora la operatoria se inició con un centenar de vecinos de los barrios Quimei Hue, El Frutillar y Virgen Misionera. Veinte de ellos ya están a punto de recibir el ansiado título de propiedad.

El director municipal de Tierras y Viviendas, Julio Crespo, dijo que se trata de un plan amparado en las leyes provinciales 2.917 y 3.293, que prevén múltiples beneficios para la escrituración y tienen vigencia hasta el 31 de diciembre de 2001.

“Este régimen existe desde hace tiempo pero nunca fue aprovechado en el municipio porque no se realizaron las campañas”, sostuvo el funcionario, quien explicó que en los barrios marginales de Bariloche hay miles de familias que viven en terrenos sin escriturar.

Refirió también que el trámite es facilitado desde la municipalidad, que reúne la documentación y la envía a la oficina provincial del Registro de la Propiedad, donde designan a un escribano de la matrícula para confeccionar el documento final.

Crespo señaló que en algunos barrios la situación es más compleja. Por ejemplo en el Arrayanes, que se formó hace más de 20 años sobre tierras fiscales, más de un 30% de los vecinos tiene su lote pagado, pero no puede escriturar por falencias que son responsabilidad del mismo municipio.

Según el director de Tierras, la municipalidad “nunca hizo escritura declarativa” de la subdivisión de esa parcela, que debe completar ahora para habilitar a los propietarios a tramitar sus títulos.

El propósito de la actual gestión es promover el mayor número posible de escrituraciones en el próximo año y seguir difundiendo la modalidad prevista en la ley, que -para sorpresa de muchos vecinos- no exige tener los impuestos al día.

El beneficio es para quienes estén viviendo en lotes de origen fiscal o privado y no tengan -junto a su grupo familiar- ingresos superiores a los 1.300 pesos mensuales. Otro requisito es que el lote tenga construcciones de 80 metros cuadrados como máximo.

Al margen de este programa, Crespo reconoció que “el problema de la tierra es muy grande en Bariloche”, debido a la incesante migración que recibe la ciudad desde la zona rural periférica.

En el caso de los asentamientos precarios e irregulares, el funcionario dijo que es partidario de no trasladar a los ocupantes “para evitar las consecuencias del desarraigo”. La idea -dijo- es “buscar la solución en el mismo lugar”, de la que deben participar “tanto el municipio como los propietarios privados”.


Comentarios


Nuevo plan para escriturar lotes en Bariloche