Nuevo reclamo del sindicato petrolero

Exigen una suba en el piso para calcular el impuesto a las ganancias





NEUQUEN (AN).- El Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén podría volver a parar la actividad de los yacimientos en reclamo de la suba del monto mínimo sobre el que se calcula el impuesto a las ganancias y para que las retenciones no se apliquen sobre las horas extras, de viaje y sobre el adicional por zona desfavorable.

Hoy a partir de las 16,30 alrededor de 4.000 trabajadores del sector resolverán en asamblea nuevas medidas de fuerza para exigir que se aumente el piso a partir del cual se imponen las retenciones del impuesto a las ganancias. La cita será en el polideportivo municipal de Rincón de los Sauces, y se podría llegar a definir un paro total de actividades.

En la actualidad este impuesto nacional se aplica a todos los salarios que superen los 1.835 pesos, el monto retenido en algunos casos supera el 35%, de acuerdo con la carga familiar y la antigüedad del trabajador, entre otros ítems. En el descuento por las ganancias se toman en cuenta también en el sector petrolero, los porcentajes percibidos por horas extras, de viaje y los adicionales por zona desfavorable y desarraigo familiar.

Es este punto sobre el cual el sindicato que comanda Guillermo Pereyra pretende dar pelea ahora. "No nos oponemos al impuesto a las ganancias, pero ahora se hace necesario subir el mínimo no imponible, y además es injusto que el impuesto se aplique también sobre las horas extras y la zona desfavorable. Parece que acá no hubiera pasado nada, que no exista el 3 a 1", comentó ayer Pereyra en diálogo con este diario.

Según los cálculos realizados por el sindicalista, el salario de un operario soltero sufre un descuento de entre los 400 y 1.000 pesos cuando se le aplica el impuesto tal como está estipulado en la actualidad. El mínimo aplicable para el impuesto a las ganancias fue reducido a 1.400 pesos en 1995, pero tres años después se estancó en 1.835.

Hoy los petroleros resolverán nuevas medidas de fuerza y no descartan la paralización total o parcial de todos los yacimientos de la región. "Hay mucho descontento entre los compañeros, por eso en la asamblea se puede resolver cualquier cosa, incluso un paro total de actividades", adelantó el sindicalista.


Comentarios


Nuevo reclamo del sindicato petrolero