Nuevos fósiles revelan que la vida en la Tierra surgió mucho antes de lo pensado

El descubrimiento de pequeños estromatolitos, efectuado gracias al deshielo de una placa, en el sudoeste de Groenlandia, indica que se desarrollaron hace al menos 3.700 millones de años, cuando nuestro planeta tenía sólo 800 millones de años de existencia.



1
#

El hallazgo en el macizo de Isuea fue gracias al deshielo.(Foto: AP )

2
#

Los estromatolitos fosilizados. Eran pequeños organismos biológicos de entre 1 y 4 centímetros de largo.

La vida en la Tierra se originó 220 millones de años antes de lo que se pensaba hasta ahora, indicaron ayer científicos australianos al desvelar la existencia de fósiles que datan de al menos 3.700 millones de años.

Estas pequeñas estructuras, llamadas estromatolitos, fueron halladas en Groenlandia y emergieron a la superficie tras el deshielo de una placa en el macizo de Isuea, en el sudoeste de esta gran isla.

Estos estromatolitos -estructuras fosilizadas “de origen biológico”, de 1 a 4 centímetros- demuestran que la vida emergió poco después de que se formara la tierra (hace 4.500 millones de añós), destaca el investigador Allen Nutman de la Universidad de Wollongong.

La vida en Marte

Añade que ello permite albergar la esperanza de que una forma muy básica de vida puede, en algún momento, existir en el planeta Marte.

“Este descubrimiento supone un nuevo punto de referencia sobre la más antigua prueba de vida en la Tierra, asegura por su lado el profesor Martin Julian Van Kranendonk, experto geólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur, y uno de los coautores del estudio, aparecido en la revista Nature.

Este descubrimiento puede ayudar a la búsqueda de vida básica en Marte, considerado el planeta del sistema solar como el más propicio para la existencia de formas de vida.

“Hace 3.700 millones de años, Marte era probablemente aún húmedo, incluso con océanos” explica Allen Nutman. “Si la vida se desarrolló tan rápidamente en la tierra, permitiendo la formación de cosas como estos estromatolitos, sería más fácil detectar señales de vida en Marte”.

“En lugar de estudiar únicamente la ‘firma’ química del planeta, podríamos estar en medida de ver en las imágenes de Marte cosas como los estromatolitos” explica

Hasta hoy, la más antigua prueba de vida en la Tierra fue descubierta por investigadores australianos y canadienses, en las rocas de Strelley Pool Chert, en la región Pilbara en Autralia. Tenía unos 3.500 millones de años.

“Si la vida se desarrolló tan rápidamente en la Tierra, permitiendo la formación de cosas como estos estromatolitos, sería más fácil detectar señales de vida en Marte”.

Allen Nutman, de la Universidad de Wollongong ( junto a Vickie Bennett).

Datos

“Si la vida se desarrolló tan rápidamente en la Tierra, permitiendo la formación de cosas como estos estromatolitos, sería más fácil detectar señales de vida en Marte”.

Comentarios


Nuevos fósiles revelan que la vida en la Tierra surgió mucho antes de lo pensado