Nuevos jueces apuran la transparencia de los pagos

Para Mansilla fue “una alegría” el pase a archivo del pedido de juicio a Sodero.



#

Los flamantes jueces del STJ ya están en funciones. Mansilla ya se radicó en Viedma y Barotto lo hará el año próximo.

VIEDMA (AV)- Los jueces recientemente incorporados al Superior Tribunal de Justicia, Enrique Mansilla y Sergio Barotto reiteraron la necesidad de transparentar el sistema de bonificaciones en el Poder Judicial, hoy implementado a través de los cuestionados MIG. “Más allá de la cuestión formal sobre la cual no puedo adelantar opinión, estamos trabajando en una revisión profunda del sistema en la cuestión de fondo”, admitió Barotto ayer al ser consultado acerca de un dictamen de la procuradora Liliana Piccinini en relación a un amparo de la periodista María Paula Díaz, quien reclamó poder conocer el listado de personas que reciben ese beneficio. Al respecto Barotto adelantó que no solamente analizarán ese aspecto referido al otorgamiento de la información pedida, sino que avanzarán para poder revisar los mecanismos de pago implementados. En sendas entrevistas otorgadas a Radio Nacional Viedma, tanto Barotto como Mansilla se refirieron al impacto que significó la decisión de la Comisión Sala Acusadora de remitir al archivo el expediente en el que se solicitaba el juicio político al presidente del cuerpo, Víctor Hugo Sodero Nievas. Para Mansilla fue “una alegría” lo resuelto ya que dijo que conoce lo que significa para un juez estar denunciado debido a que una vez pasó por una situación compleja siendo magistrado y supone la presión que hubiera significado para el presidente del STJ verse sometido a ese proceso. Barotto sostuvo que en una reunión previa le consultó directamente a Sodero Nievas si iba a continuar en su cargo o si se disponía a renunciar porque consideró que era necesario conocer esa decisión antes de determinar quién sería el presidente del STJ. Ahí les indicó que renunciaría en un tiempo prudencial, que quedó definido para el 31 de enero del año próximo, fecha que Barotto dijo desconocer el por qué de la elección. “Al saber que se está yendo seguramente Sodero Nievas estará en estos meses en una actitud más pasiva”, reconoció. Por otra parte, el mismo magistrado destacó que ya está trabajando en la elaboración de un proyecto de ley que modifica el instituto del hábeas corpus y otras temáticas técnicas que remitirá a la Legislatura, tal como le facultan la Constitución Provincial y las leyes vigentes. En una larga charla, el juez oriundo de General Pico y radicado desde hace más de 25 años en Río Negro relató que en su juventud estudió ciencias duras, que siempre fue un amante de los vehículos y que estuvo cursando ingeniería aeronáutica, pero que luego, ya instalado en Roca, se inscribió en la Universidad del Comahue, en la Facultad de Derecho entonces recientemente creada y descubrió su pasión por la disciplina en la que nunca se imaginó que iba a trascender hasta alcanzar la incorporación al máximo cuerpo judicial. Por su parte, Mansilla nació en Córdoba y se crió en Palermo, Capital Federal. Aunque de niño quería ser médico pediatra, rápidamente se volcó al Derecho y comenzó a trabajar muy joven en el ámbito judicial. Llegó a Viedma a mediados de los 80 y fue juez en esta ciudad hasta trasladarse a Bariloche.


Comentarios


Nuevos jueces apuran la transparencia de los pagos