Nuevos testimonios complican a acusados de narcotráfico en Bariloche

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- En la audiencia donde se ventila el secuestro de una importante cantidad de droga y la responsabilidad de los cuatro imputados, entre ellos una mujer, los jueces del Tribunal Federal Oral de Roca prescindieron de alguno de los testigos previstos, con acuerdo de las partes, y ayer escucharon los testimonios de un remisero, dos suboficiales de la Policía Federal y cuatro testigos de actuación. La declaración del primer testigo, propuesto por la defensa de José Eduardo Bonefoi (25), es un remisero que conoce al imputado y lo habría trasladado hasta Piedra del Águila. Certificó que por ese viaje confeccionaron una factura en la agencia donde trabaja, y aunque el objeto de su citación apuntaría a justificar la presencia del imputado en esa localidad, el testigo no pudo precisar en qué fecha lo trasladó. Después declararon dos suboficiales de la Policía Federal que iniciaron la investigación en esta ciudad y El Bolsón, llegaron hasta Tigre y San Fernando, a los domicilios de Marcelo Aníbal Matteoni (49) y del padre de Juan Ignacio Piva (35), y terminaron participando del operativo ulterior de detención de los sospechosos y el secuestro de los estupefacientes que estaban disimulados en los paneles de las puertas y guardabarros del auto. Testimonio de dos federales Ambos expusieron sin fisuras, relataron cómo entregó Piva el auto a Matteoni para que preparara la droga, y mencionaron a muchas personas presuntamente vinculadas al consumo y venta de estupefacientes, que no resultaron procesadas en esta causa. Por la tarde declararon los dos testigos de actuación del procedimiento de detención y secuestro de las drogas, ambos con buena memoria, recordando incluso que los agentes que los convocaron no dejaron que observen los rostros de los detenidos. La investigación comenzó a mediados de 2010 a partir de una denuncia anónima que describía el enfrentamiento de dos bandas que se disputaban el “mercado” en el barrio Alto de la ciudad, una de ellas liderada por Piva y Bonefoi, y la otra por Raúl Ezequiel Cid, alias “Jabalí”. Sin embargo, la causa que se ventila en debate se inició el pasado 30 de abril con la detención de los sospechosos y el secuestro de una importante cantidad de estupefacientes. María Primavera Vargas (32) y Matteoni llegaron a juicio sin antecedentes penales, mientras que Piva y Bonefoi registran un proceso por tenencia de arma de uso civil y tenencia de arma de guerra, luego de que los detuvieran en cercanías de villa Los Coihues a bordo de un auto que trató de burlar un cordón policial y fue perseguido varios kilómetros. Por esa causa ya fueron condenados a dos años y 2 meses de prisión en un juicio abreviado Lucas Jaime (25), Juan de Dios Mesa (24) y Sergio López Cañoles (30). Una de las armas le había sido sustraída a un policía. En la causa en debate, el fiscal Federal Jorge Bagur Creta tiene por acreditado que Piva y Bonefoi, con la ayuda de Vargas, adquirieron a Matteoni en la localidad de Tigre, al menos 78 mil pesos en estupefacientes, consistentes en casi 400 gramos de cocaína y 34 kilos de marihuana, y los transportaron hasta esta ciudad con la cooperación de Matteoni.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora