Nunca es tarde, Diablo

<b>Independiente hace seis partidos que no pierde, ayer le ganó al Pincha y suma tres victorias seguidas.</b>



#

eduardo berizzo

FBaires

Después del clásico con Racing (0-2), en la 10º fecha, Independiente no volvió a perder y ya no sufre por la Promoción.

Con claridad Independiente se ayer se quedó con una victoria por 2-0 sobre Estudiantes, acumulando su tercer triunfo consecutivo, escapando definitivamente de la promoción y hallando sobre el final del torneo la buena senda que tanto le costó encontrar.

Independiente tuvo dos hombres de alto nivel, uno de ellos, Facundo Parra, si bien ausente en la red, trabajó de la mejor manera como pivote, sirvió el segundo gol al juvenil Villafáñez con una gran acción previa y sacó sobre la línea un cabezazo de Desábato.

El otro fue Hilario Navarro, que sacó un par de pelotas difíciles, una de ellas a Pereyra en el primer tiempo y otra, a Enzo Pérez, tapándole consecutivamente dos disparos.

Estudiantes comenzó con mejor ritmo en base al buen trabajo del mendocino Pérez pero salvo una jugada no tuvo socios para que el Pincha llegara al gol.

Luego, el primer tiempo fue de Independiente, con algunas apariciones interesantes de Gracián y un buen trabajo de Parra. El Rojo debió ponerse en ventaja a los 30, cuando Vélez asistió a Parra, que recibió en posición lícita, habilitado por media defensa de Estudiantes y convirtió. Pero el árbitro Patricio Loustau anuló el gol a expensas del línea Sergio Sorati.

Se iba el primer tiempo cuando Gracián asistió desde la izquierda a Galeano, que en el vértice izquierdo del área grande dejó en el camino a Desábato y sacó un remate de derecha que se metió junto al segundo palo.

En el segundo tiempo, Estudiantes volvió a buscar el gol, y otra vez lo mejor pasó por los pies de Pérez, quien lo tuvo tres veces ante Navarro, que le tapó dos mano a mano seguidos y en la tercera chance el mendocino la mandó encima del travesaño.

En la contra encontró Independiente su segundo gol, que se inició con una buena jugada de Parra: de espaldas dejó sin chance a dos marcadores, habilitó a la izquierda a Villafáñez, quien volvió a dejar mal parado a Desábato y definió al primer palo.

En el tramo final del torneo Independiente parece haber encontrado su rumbo futbolístico y respira, ya sin sobresaltos en cuanto a la Promoción.


Comentarios


Nunca es tarde, Diablo