"Nunca vi tanta falta de respeto como ahora"



En primer lugar, pido disculpas por cualquier uso indebido del vocabulario, pero considero que hay cosas que sólo se pueden decir de una manera.

Soy un neuquino por adopción que vive en la provincia desde hace más de 22 años; tengo 30 y nunca vi tanta falta de respeto como ahora.

Nuestra sociedad tiene en crisis las reglas de convivencia y ha desaparecido cualquier escala de valores.

No quiero aburrir con lo que todos conocemos, así que me explayaré particularmente sobre las normas de tránsito.

Paso a comunicarles a todos los ingenuos como yo que la prioridad de quien circula por la derecha ya no existe: ahora se frena en una esquina únicamente si el vehículo que viene por la otra calle es más grande o más robusto. Yo, por mi parte, todavía soy de los equivocados que dejan la senda libre en el semáforo y dan prioridad a los peatones en las esquinas.

También les comento que el cartel de "ceda el paso" que está por Colón antes de la rotonda con Antártida Argentina no se lee bien, así que si ven venir un camión o una mujer en un Corsa gris que baja todos los días por esa calle ¡frenen!, ella no ve bien y tiene la lengua muy filosa. Si suben la curva de La Anónima, ¡guarda!, aunque hay un cartel de "ceda el paso" y otro de "contramano" nadie los respeta. Y así podría describir innumerables casos sólo en el radio céntrico.

Por otro lado, tengo mi coche chocado de atrás en un semáforo desde hace más de un año y no lo puedo arreglar porque si bien yo tenía y tengo los papeles, patente y seguro al día, el que me chocó a pleno día -sólo dijo la frase inteligente "No te vi"- no tenía nada, ni siquiera carné de conducir.

Benditos los legisladores que sancionaron esa ley de seguro obligatorio que establece que ser un gil responsable que tiene todo al día sólo te sirve para pagarle al irresponsable sus daños, pero tus daños que te los pague? ¿cómo se llamaba? Magoya, ¿no?

El 28 de enero pasado dejé mi auto cerca de uno de mis trabajos -Yrigoyen al 800- y cuando salí vi que un vecino con su flamante 4x4 me había dejado con una óptica menos. ¿Qué pasa? El paragolpe de estas camionetas da justiiiiito en la óptica de cualquier vehículo normal para circular en una ciudad.

Ahora, si vas a registrar un cuatriciclo tenés que hacerlo como maquinaria agrícola; si tenés la "bochita" para la casilla te multan porque sobresale del paragolpe; si tenés defensas en el coche y chocás, no te cubren nada, es más, ni siquiera te hacen la verificación vehicular... pero seguro que esto la mayoría no lo sabe. Si no pagan seguro y patente, ingenuo sería pretender que tengan el auto verificado.

Mañana me voy a cruzar a ver si el vecino tiene buena voluntad y me paga el arreglo.

Que alguien me explique si soy un pelotudo o qué, porque la verdad es que en días como éste uno se siente así. Y ojo, hay que dejar de lado la hipocresía de decir "las leyes están mal". Lo que está mal es la cabeza de los que creen que las leyes las hacen los extraterrestres.

Los que están mal son los que piensan que si nadie está mirando vale todo.

Los que están mal son los que miran para otro lado y no se quejan si no les afecta directamente.

Los que están mal son los garantistas que defienden y apañan los malos actos con sus acciones u omisiones pero ¡ojo!: hasta que les toca sufrirlo en carne propia.

Esta carta no solucionará nada, pero por lo menos mengua el sentimiento de impotencia que se siente en una sociedad donde parece que da lo mismo ser derecho, traidor, ignorante, sabio o chorro. Pero no está dedicada a los legisladores marcianos sino a los que piensan como uno y tal vez digan "es cierto" mientras leen y sacuden la cabeza.

Me gustaría que algún día fuéramos más los pelotudos, sería como soñar con un Neuquén civilizado al que no paramos de venir de todos lados y donde nos falta ese sentimiento de unidad y pertenencia que tienen en otros lugares, incluso en el interior de nuestra provincia.

Danilo Larregui

DNI 18.821.345

Neuquén


Comentarios


"Nunca vi tanta falta de respeto como ahora"