Obama anuncia obras por 50 mil millones

La medida busca sumar incentivos a la reactivación económica del país y se destinará a la obra pública. Centralmente se concentrará en infraestructuras aéreas, ferroviarias y caminos.



ESTADOS UNIDOS

El presidente estadounidense Barack Obama planea anunciar el lunes que destinará al menos 50.000 millones de dólares a infraestructuras ruteras, aéreas y ferroviarias para estimular la anémica reactivación económica, a dos meses de las legislativas de medio mandato. Obama viaja a Milwaukee (Wisconsin, norte) para realizar el anuncio, mientras que sus aliados demócratas del Congreso en plena campaña electoral no logran aún el apoyo de los electores, golpeados por la recesión. El partido del presidente, que decayó en los sondeos, podría sufrir fuertes pérdidas durante las elecciones del 2 de noviembre en las que un tercio de las bancas al Senado y la totalidad de las de la Cámara de Representantes deben ser renovadas. Obama tomará la palabra durante una reunión sindical en el marco del Día del trabajo, que tradicionalmente marca el comienzo de la campaña para las elecciones legislativas. Un responsable de la Casa Blanca bajo la condición de anonimato, calificó al nuevo plan como “audaz”, e indicó que los fondos estarían disponibles inmediatamente y que se realizarían inversiones significativas en el primer año de su aprobación. El plan, de una duración total de seis años, prevé la construcción y la renovación de rutas, vías de tren y aeropuertos. El objetivo de Obama es estimular una economía estadounidense aún moribunda, en la que la tasa de desempleo está estancada en 9,6% de la población activa, según las cifras oficiales publicadas la semana pasada. Pero para que esos 50.000 millones de dólares sean desembolsados efectivamente el plan debe ser antes aprobado por el Congreso. Pero es poco probable que los legisladores lo estudien antes de las elecciones de noviembre. Además, los adversarios republicanos de Obama, opositores encarnizados del plan de reactivación de unos 800.000 millones de dólares que fue aprobado por el Congreso en 2009, sin duda estarán en contra de este nuevo proyecto. Pero el gobierno precisó que trabajaría con el Congreso para que se cubran los gastos, a través de la reducción de los presupuestos en otras áreas. Dada la situación presupuestaria de Estados Unidos y el poco entusiasmo de Washington con los proyectos costosos a pocas semanas de las elecciones, la Casa Blanca aseguró que no habría un nuevo plan de reactivación masivo como el que fue votado en 2009 por el Congreso. En efecto, los adversarios republicanos de Obama insisten en que el plan de reactivación fue un despilfarro de dinero público que no rindió frutos. Por otra parte, Obama y sus aliados demócratas se quejan de que heredaron de los ocho años del gobierno republicano de George W. Bush una situación catastrófica que condujo al país a la peor crisis desde la de los años 1930. Obama debe ir también esta semana a Ohio (norte), otro Estado fuertemente golpeado por la crisis. El miércoles debería anunciar en Cleveland alivios fiscales para las pequeñas empresas por un monto de 100.000 millones de dólares. El pasado sábado Obama alentó a sus compatriotas a desarrollar una “clase media próspera”, para permitir a cada uno realizar el “sueño americano”. “En ocasión de esta fiesta del trabajo, deberíamos reafirmar nuestros valores tradicionales y esta verdad fundamental: para curar nuestra economía nos hace falta más que un mercado bursátil saneado, nos hace falta una sociedad en marcha y una clase media próspera”, afirmó durante su discurso radiofónico semanal. AFP.-


Comentarios


Obama anuncia obras por 50 mil millones