Obreros de SMATA marchan contra las suspensiones

La crisis golpea duro al sector automotriz, pilar del crecimiento.



Cientos de trabajadores del sindicato mecánico (SMATA) realizaron ayer una ruidosa movilización de protesta en rechazo de las suspensiones tras la crisis financiera en ese sector de la industria automotriz y, en su desplazamiento, generaron un verdadero caos en el tránsito porteño.

La protesta de los mecánicos que viajaron desde el Gran Buenos Aires generó además un serio congestionamiento del tránsito porque los vehículos que transportaban a los manifestantes ocuparon todos los carriles hacia la Capital.

La protesta se realizó dentro del plazo de la conciliación obligatoria que dispuso Trabajo en el conflicto laboral y salarial que mantienen los trabajadores con las cámaras de empresarios.

El SMATA, que lidera José Rodríguez, viene reclamando un aumento salarial del 50% que es rechazado por los empresarios.

En tanto, la totalidad de los trabajadores de planta permanente y contratados de la empresa General Motors (GM), incluidos los 436 operarios que habían recibido los telegramas de despido días atrás, ingresaron ayer en la planta industrial ubicada en la localidad santafesina de Alvear.

El sector automotor lideró en los últimos años el vigoroso crecimiento industrial de la Argentina, con un record histórico de producción en el 2007 al fabricar 544.500 vehículos, con una perspectiva de 600.000 para el 2008. Pero la industria automotriz argentina fue sacudida por la crisis financiera. SMATA denunció que unos 10.000 obreros del sector vieron afectada su fuente laboral desde el inicio de la crisis, lo que las empresas atribuyen a la caída de las exportaciones, cuyo principal destino es Brasil, seguido por México y la UE. Renault, que cuenta con unos 1.400 empleados, anunció la suspensión de 1.000 operarios por 10 días, luego de haber rescindido unos 350 contratos transitorios semanas atrás. Volkswagen, que exporta el 95% de sus productos, e Iveco, del grupo Fiat, suspendieron a trabajadores y adelantaron vacaciones. En la provincia de Buenos Aires Peugeot aplicó recortes de horarios a sus 4.000 operarios y Mercedes Benz, con unos 2.000 trabajadores, aplica suspensiones rotativas, según el gremio. (DyN)


Comentarios


Obreros de SMATA marchan contra las suspensiones