Odisea, con el rock en el cuerpo

El grupo adelanta "Vestigios del paraíso" hoy en Neuquén.




NEUQUEN (AN).- Rockeros de alma, los músicos de Odisea destilan un rock sinfónico, progresivo, que según sus propios creadores es "una mezcla de Pink Floyd y Van Halen". Con ese mix musical a cuesta, se subirán al escenario del pub ubicado en San Martín 533 de esta ciudad hoy para deleitar a sus seguidores con lo mejor del género y mostrar un adelanto de su próximo trabajo "Vestigios del paraíso".

La banda está integrada por César "Chichi" Torres, (voz líder y segunda guitarra), Sergio "Trips" Tampanelli (sintetizadores y coros) y como músicos invitados Rocke "Master" Vor (batería), Ruli "Fast" Torres (bajo y coros) y Marchello Torres (guitarra y coros).

Mientras descansa de los ensayos, Sergio Tampanelli cuenta que su próximo y cuarto disco "paradójicamente va a salir antes que el tercero, porque paralelamente hay mucho material viejo que estamos terminándolo y ya queremos dejar de tocarlo, pero antes deseamos tener una placa, que será la tercera y saldrá posteriormente".

Sin ganas de ponerle rótulos o etiquetas al tipo de música que cultivan, aclara que "es un rock sinfónico, medio progresivo, una mezcla de Pink Floyd y Van Halen, con bases potentes con climas de teclado que se acercan bastante a lo sinfónico".

"La melodía de la voz es más sinfónica -cuenta Tampanelli- estamos con una mixtura de todo eso, los viejos de la banda tenemos una influencia sinfónica y los nuevos, una influencia algo pesada, y los temas son propios".

Impulsado por Torres y Tampanelli, el desarrollo del grupo es para sus integrantes "algo que va más allá de una satisfacción espiritual, aunque creemos que el éxito está cerrado para el tipo de música que hacemos, porque no es comercial y no nos interesa entrar en el circuito, porque eso te acota el grado de composición y el estilo que tenemos que componer".

De perfil autogestivo, Tampanelli resalta que en el grupo, "todo es absolutamente independiente, porque tocando compramos nuestro propio sonido, produjimos nuestros discos y hasta tenemos un video clip por cada tema que hicimos".

Como si se tratara de un premio que se enorgullece en mostrar, trae a colación que "en el último videoclip que tenemos, hasta hicimos tomas aéreas y esa inquietud salió absolutamente de la banda y logramos que video saliera por los canales de la región durante mucho tiempo, pero ahora las directivas son que todo viene desde Buenos Aires".

Esta idea de la banda le deparó una enorme cantidad de seguidores por el interior de la provincia y gra repercusión. "Tocamos en casi todos los pueblos del interior, en el "91 y "92 hicimos una gira por toda la provincia que fue impresionante y tocamos en Chile, en Buenos Aires, La Plata y siempre la recepción fue muy buena".

Con varios planes en la agenda, la cuarta placa que tiene en mente editar la banda "en un mes o un mes y medio estará en la calle, pero el otro disco va a tardar un poquito más, posiblemente esté para setiembre, aunque ya está casi todo, faltan las mezclas", señala Tampanelli. Por eso, y con la intención de mostrar el trabajo en todos los lugares posibles, cuando comiencen los primeros calores "nos vamos a ir todo el verano de gira, en toda la región, y la idea es tocar en la costa, Las Grutas, Bahía Blanca y Necochea".

Autoexigentes, los integrantes de la banda se plantearon editar "un disco cada año o año y medio, porque el último fue en 1992 y después se dio un parate de ocho meses en el que estuvimos tranquilos, para luego arrancar todo de vuelta".

Sin límites a la hora de crear, Tampanelli considera que "el techo acá no existe, no pasa por la región, sino por las ganas de hacer, porque en cualquier aspecto de la vida, el techo te lo ponés vos y si tenés ganas de seguir soñando, las posibilidades son ilimitadas".

Sin ganas por el momento de ir a probar suerte a Buenos Aires, los músicos creen que "allá se complica porque ese proceso lleva mucho tiempo, cuando fuimos a grabar en el "92 tuvimos charlas con gente de Capital Federal, pero el tema es que ir allá es pagar el derecho de piso y nosotros con catorce años, ya lo pagamos".

Independientes pero conscientes de lo que les conviene, los músicos no reniegan de cualquier futura posibilidad que se les dé con algún sello. "Igual tenemos charlas con un sello independiente, con productores de Buenos Aires y con una revista a la que le interesó lo nuestro, sacamos un sampler y un disco con distintos autores".

"Obviamente -admite- nos interesan los grandes escenarios y muchas veces nos han convocado para tocar con gente que viene de Buenos Aires, como fue con Rata Blanca la ante última vez que vinieron, pero los grupos de Buenos Aires te matan con el sonido y no te hacen sonar igual que el grupo que viene".


Comentarios


Odisea, con el rock en el cuerpo