Off-side: más incertidumbre




El off-side es una encrucijada para árbitros y jueces de línea.

El ojo humano no puede establecer, en los términos que establece el reglamento, cuándo un jugador está fuera de juego. Es que no pude mirar hacia más de un lugar al mismo tiempo. Así las cosas, el off-side es una cuestión más ligada al azar que a la virtud de los árbitros y asistentes. Establecer al instante las posiciones de los futbolistas involucrados en la jugada y el momento de la ejecución del pase no puede ser establecido sin quedar en manos de la suerte.

Pero la regla incluye un aspecto que aumenta la incertidumbre del árbitro: el uso de la interpretación personal de la jugada. Esto significa que ante cada jugada de posible off-side, árbitro y asistente tienen que interpretar, al instante y sin respaldo de terceros que estén siguiendo el juego por TV, la intención de cada jugador involucrado.

En su reunión anual del 26 de febrero pasado, la International Board trató específicamente la situación del jugador "implicado en el juego activo"

• Interfiriendo en el juego significa jugar o tocar el balón que se ha recibido o ha sido tocado por un compañero.

• Interfiriendo a un adversario significa impedir que un adversario juegue o pueda jugar el balón mediante una obstrucción clara de la línea visual del adversario o de sus movimientos o mediante un gesto o movimiento que, en opinión del árbitro, engañe o distraiga al adversario.

• Ganando ventaja al estar en una posición de fuera de juego significa jugar un balón que rebota en uno de los postes o en el travesaño o jugar un balón que rebota en un adversario después de haber estado en una posición fuera de juego.

 

Juan Mocciaro

jmocciaro@rionegro.com.ar


Comentarios


Off-side: más incertidumbre