Oficial: el reintegro para la fruta cae al 3%



Se redujo siete puntos. La nueva medida afectaría en el mediano plazo a las exportaciones regionales.

A través de la resolución 222/2001, el Ministerio de Economía de la Nación fijó ayer el reintegro del 3% a las exportaciones extra zona para toda la fruta fresca de la región.

De esta manera, se cae este beneficio en siete puntos, ya que en el Acuerdo de Competitividad firmado días atrás entre los representantes de la actividad frutícola y los funcionarios de la Nación se estableció un valor de reintegros del 10%.

El documento oficial señala asimismo que a partir de la vigencia de la presente resolución no existe distinción alguna respecto de las variedades de manzanas a efectos de la aplicación de los reintegros a la exportación.

En este sentido, cabe destacar que antes del Acuerdo de Competitividad se habían asignado diferentes alícuotas de reintegro a la exportación de peras y manzanas de acuerdo con el tamaño de los envases en el primer caso, y de variedades y tamaño de envase en el segundo.

Si bien no está definido en esta resolución cómo quedan los reintegros para la actividad industrial (jugos concentrados, aromas y desecados), una alta fuente de Economía de la Nación adelantó que seguramente tendrá el mismo tratamiento que la fruta fresca, es decir que también caerán al 3%.

De esta manera quedan para la actividad frutícola, hoy, tres beneficios sobre el comercio exterior: el reintegro del 3%; el "factor empalme", que contempla una mejora en el tipo de cambio para todas las exportaciones (ayer cerró a 1,07435 peso por dólar exportado); y los reembolsos por el puerto patagónico, que en la actualidad se ubican en el 6%.

Este esquema permite prever mejoras sobre los ingresos en el sistema para el corto plazo, no así para el mediano y largo, donde el "efecto empalme" tendería a desaparecer por la tendencia prevista para el euro (ver nota aparte).

La noticia dada a conocer ayer por el Ministerio de Economía, que establece el reintegro de tres puntos, menciona que ese beneficio sólo se cobrará para todas aquellas ventas extra Mercosur.

Sin embargo trascendió, a través de una alta fuente ligada al ministro Cavallo, que no se descarta la posibilidad de aplicar este mismo reintegro para las ventas que tienen como destino final el mercado brasileño.

Es que la devaluación que ha tenido el real desde principio de año alcanzó al 25%, por lo tanto el "factor empalme" sirve como un elemento de ingreso adicional para las empresas, pero no para ganar competitividad en el mercado del vecino país.

"Lo de Brasil es realmente abusivo si tenemos en cuenta que hacia principios de año el dólar se cotizaba en 2,10 reales y hoy las ventas de fruta se están vendiendo con un dólar de 2,60 en el mejor de los casos", sentenció un exportador regional al ser consultado por el tema.

El peso chileno sigue con la misma tendencia. Ayer alcanzó una cotización histórica: 625 por dólar.

Preocupación

Hasta última hora de ayer existía la esperanza de que los reintegros se iban a mantener en el 10% para la actividad.

Sin embargo, la resolución de Economía salió sólo con el 3%.

"No está mal si se tiene en cuenta que se debería haber contemplado la reducción sobre la base de un reintegro inicial del 8%", intentó calmar las aguas uno de los asesores de Economía ante una consulta de este medio.

La preocupación de los empresarios apunta al efecto que tendrán estas medidas en el mediano plazo. La tendencia que presenta el euro es a equipararse frente al Dólar, por lo tanto el coeficiente del "efecto empalme" tenderá a diluirse en el mediano plazo y los beneficios que hoy se canjean por los reintegros desaparecerán.

Sin nuevas medidas que compensen estos desvíos, el horizonte de mediano plazo para la actividad se vislumbra con complicaciones.

La región aportaría más de 80 millones por el impuesto al cheque

La suba de la alícuota del impuesto al cheque al 0,6%, que comenzará a regir en los próximos días, muestra que la actividad pública y privada de Río Negro y Neuquén aportarían más de 80 millones de pesos al año al fisco nacional.

La cifra se obtiene en función del Producto Bruto Geográfico que hoy maneja Río Negro y Neuquén y la proporción de la actividad económica que hoy está bancarizada en la región.

Si bien el 100% de este tributo se podrá descontar de IVA y Ganancias, los efectos sobre la región se harán sentir, ya que existe una alta proporción de agentes económicos (productores, monotributistas, etc.) que hoy, por diversas causas, no pueden descargar este impuesto.

En este sentido, el objetivo del ministro de Economía Domingo Cavallo es obligar al "blanqueo" de una parte importante de la economía que está trabajando fuera del sistema.

Los sectores más afectados por esta política recaudatoria son aquellas actividades que presentan una alta rotación de fondos, gran cantidad de etapas antes de que el producto sea consumido y una baja rentabilidad por lo que ofertan.

En el perfil presentado se encuadra la fruticultura.

Como dato para el análisis, la actividad aporta al Producto Bruto Geográfico de la región alrededor de 750 millones de dólares por año.

Haciendo una simple ecuación y tomando el impuesto de "ida y vuelta" (débito para el que vende y débito para el que compra, es decir por operación el 1,2%) y especulando que todos los sectores de la actividad trabajan con cuenta corriente, este impuesto debería dejar para las arcas del Estado alrededor de 9 millones de pesos.

Pero este monto hipotético se calcula sobre la base de que todo el comercio frutícola se hubiese realizado de una sola operación, cosa que no es así.

Tomando como ejemplo la manzana, el sistema debe tributar -como mínimo- en la etapa de producción, en la de servicio y en la de comercialización.

Teniendo en cuenta este concepto, un valor más acertado de lo que va a aportar la fruticultura por el impuesto al cheque se lo ubica en el orden de los 27 millones de pesos al año.

Lo mismo ocurre con el comercio minorista, donde existe un importante flujo de fondos y movimiento de mercadería.

A nivel nacional, Cavallo estima recaudar alrededor de 16 millones de pesos por día, es decir unos 5.800 millones de pesos al año.

Una parte importante de esta cifra podría descargarse a través de Ganancias e IVA. En valores absolutos se estima que tan sólo 1.500 millones de pesos ingresarán en forma efectiva a las arcas nacionales.


Comentarios


Oficial: el reintegro para la fruta cae al 3%