Ofreció poco y se alejó del todo

Rosario Central apenas igualó con Olimpo y de este modo despilfarró casi toda su chance.



ROSARIO (DyN).- Si quedaba una chance remota, ayer pareció diluirse. Central apenas pudo igualar 2 a 2 frente a un ordenado Olimpo de Bahía Blanca y prácticamente resignó las pocas chances que aún mantenía para intentar discutirle el título al encumbrado Boca.

El partido, disputado en el Gigante de Arroyito, tuvo al equipo de Miguel Angel Russo como el mayor protagonista, aunque careció de ideas cuando le tocó pisar el área rival y de esa manera dejó pasar sus mejores momentos. Enfrente se paró un equipo aplicado, aferrado a un esquema táctico simple: esperar en zona y salir en rápidas contras. Por esa vía metió varias estocadas a fondo que tuvieron a mal traer al conjunto “canalla”. Los goles rosarinos fueron convertidos por el “Petaco” Horacio Carbonari de penal y Javier Cámpora, mientras que los tantos bahienses los señalaron Oscar Mena de penal y el “Pininito” Leo Mas. Central terminó con uno menos por la expulsión, en el complemento, del juvenil Renzo Ruggiero.

Como se presumía, fue Central el que arrancó con más presencia en el campo rival, trató de acorralar a Olimpo, pero le faltaron ideas cuando debió superar la última línea del equipo de Saporiti. En pleno predominio local, Olimpo sacó la primera contra a fondo y Mazzoni fue derribado en el área rosarina por lo que el árbitro Gabriel Brazenas no dudó en sancionar el claro penal que el defensor Oscar Mena se encargó en convertir el primer gol de la tarde. Central sintió el impacto, dejó de presionar y le permitió a Olimpo salir de su encierro y administrar mucho mejor la pelota, aunque generalmente lejos del arquero Gaona.

De todas maneras el “Yerbatero” González estrelló un remate en el palo derecho de Vivaldo después de una buena jugada colectiva entre Papa y Messera. A los 34, un gran pase de “Vitamina” Sánchez para Messera y Vivaldo, en arriesgada acción, le tapó el gol al mediocampista. A los 45, un córner de Messera fue cabeceado por Talamonti y la pelota se fue cerca del palo derecho del arco bahiense. En el segundo tiempo, siguió siendo Central el que más quería y, a los 15 minutos Belloso peleó una pelota con Páez por la medialuna, chocó con Vivaldo y Brazenas sancionó, desde muy lejos, el penal que Carbonari con potencia se encargó de convertir pese a la estirada de Vivaldo.

Parecía que se le venía la noche a Olimpo: a los 25 llegó el segundo de Central. Belloso encaró por la derecha, centro y Cámpora, de zurda, fusiló a Vivaldo. Jugado por jugado el técnico Saporiti decidió hacer ingresar al lungo Delorte por Medina y, Olimpo comenzó a dominar la pelota mientras que Central apelaba inu

sitadamente al recurso de la falta. Así las cosas, a los 28 fue Gaona el que le ahogó el grito a Manfredi. Pero a los 33 llegó el empate bahiense. Un centro llovido al área local lo cabeceó Páez y Gaona la contuvo a medias, la pelota dio en el travesaño y volvió para meterse en el arco centralista.

A partir de entonces Central fue un atado de nervios aunque a los 45 el “Equi” González casi convierte el tercero.

Mientras Olimpo, fiel a su esquema, aguantó a pie firme hasta el final para llevarse un valioso punto.


Comentarios


Ofreció poco y se alejó del todo