Ofuscado conductor le aplastó el pie a un inspector

Ocurrió en la zona céntrica de Villa La Angostura.



VILLA LA ANGOSTURA (AVLA) – La caótica situación del tránsito, sobrecargado desde principios de año con una afluencia turística que ocupa más del 80 por ciento de los alojamientos, se cobró su primer lesionado de la temporada. Un inspector municipal que ordenaba la circulación en la intersección de Los Notros y avenida Arrayanes sufrió el aplastamiento de un pie por parte de un ofuscado conductor en infracción.

El incidente fue protagonizado por quien estaba al volante de una camioneta Ranger, quien había estacionado el vehículo sobre la senda peatonal -claramente demarcada desde hace unos días- para hacer compras en un supermercado adyacente. Cuando el hombre regresó al rodado, el agente le impuso de la situación irregular -todavía sin ánimo de labrarle un acta, según dijo- pero el sujeto no sólo se negó a dar el número de documento, sino que arrancó sin más pasando con la rueda delantera izquierda sobre el pie del trabajador.

De inmediato hubo un pequeño revuelo en el lugar y con la ayuda de otro inspector se logró rápidamente individualizar al agresor, que resultó ser un vecino de la localidad. Por fortuna, el agente municipal se hallaba usando botines de seguridad, lo cual redujo la gravedad de la lesión. Placa radiográfica mediante se determinó que no hubo fractura, pero sí hematomas e inflamación en todos los dedos y, sobre todo el empeine, no protegido por la punta de acero del calzado.

El afectado realizó una denuncia policial y el acta por las faltas cometidas correrá ahora por cuenta de la justicia Municipal. Precisamente, hace pocos meses la jueza Graciela Berretta expresó a “Río Negro” su molestia por las escasas infracciones que llegaban a su despacho para resolución.

Es que no hace falta más que pararse unos minutos en la vereda de la avenida Arrayanes para advertir numerosas transgresiones. “El estacionamiento en doble fila, en ochavas, sobre sendas peatonales o líneas amarillas o frente a paradas de taxis es la falta más frecuente”, dijo Héctor Mera, otro de los inspectores que por estos días camina de la mañana al crepúsculo las tres cuadras más céntricas del pueblo. Y reflexionó que si bien no son hechos graves desde el punto de vista del tránsito, sí crean enormes dificultades de circulación al resto, debido a la estrechez de las vías del bulevar y el intenso tráfico que incluye el paso de grandes camiones desde y hacia la frontera con Chile.

En cambio, Mera insistió en que el giro en “U” y a la izquierda, instaurado por la costumbre en la avenida central, tarde o temprano, puede costar una vida o heridos graves.

Eduardo Iborquiza, en la jefatura de Tránsito desde el mes pasado, admitió la gravedad de la situación y el peligro de seguir permitiendo esos extraños giros, pero dijo que para prohibirlos hace falta una ordenanza específica que aún no ha sido presentada en el Deliberante.

Además, el funcionario señaló la necesidad de obras que deberían realizase sobre el jardín central del bulevar para impedir físicamente al automovilista todo giro indebido.

Anticipó también que se ejecutarán dos rotondas en los extremos de la avenida Arrayanes para mejorar el tránsito.

Baches legales y culpas propias

VILLA LA ANGOSTURA (AVLA).- La Ley Federal de Tránsito 24.449, decreto reglamentario 779/95, a la que Neuquén adhirió por Ley 2.179/96 no prohíbe de manera expresa el giro a la izquierda ni en “U” en avenidas, dice Eduardo Iborquiza, titular de Tránsito. Sin embargo, sí faculta a cada jurisdicción, en este caso el municipio, a dictar sus propias normas para hacer al tránsito más ordenado y seguro.

De manera que haría falta una ordenanza que regule al respecto aunque aún no hay un proyecto en trámite.

Hace pocos días el Deliberante aprobó la ordenanza 1429/04, que aún no entró en vigencia, que fija el horario de carga y descarga en avenida Arrayanes y calles aledañas, entre las 14 y las 18 y entre las 22 y las 10. Ni bien la norma se publique en el Boletín Oficial, será obligatorio cumplirla so pena multas de 100 pesos.

Marcela Rojas, una vecina que lleva meses clamando ante las autoridades para que hagan algo respecto al tránsito, entregó el año pasado en el Concejo una iniciativa para regular sobre todo lo relativo a las bicicletas y dice que nunca le contestaron. La mujer llegó a hacer una exposición ante la secretaría de Turismo, fechada el 17 de setiembre pasado, donde pregunta si “son compatibles brindar un servicio turístico de excelencia a quienes nos visitan con la forma caótica con que se desenvuelve el tránsito en nuestra localidad”.

En este sentido, un dato revelador es que la mayor parte de las infracciones son cometidas por los residentes y no por los turistas. Estos últimos pecan, en casos aislados, de llegar desde las grandes ciudades con una alta carga de agresividad o, al menos, impaciencia.


Comentarios


Ofuscado conductor le aplastó el pie a un inspector