Ola de protestas complica a Sarkozy



PARÍS (AP) _ Manifestantes en toda Francia pusieron en aprietos al presidente Nicolas Sarkozy ayer entre puertos bloqueados y marchas callejeras en medio de un creciente descontento por la situación económica y los planes presidenciales de reforma. Los sindicatos protestaron contra la reforma de las jubilaciones, los pescadores contra el alza del petróleo y los trabajadores portuarios contra la privatización de los puertos.

Una columna de casi 30.000 manifestantes se extendió a través de París y decenas de miles marcharon en varias ciudades más, mientras los huelguistas entorpecieron el tráfico y los servicios públicos en un paro de un día realizado por trabajadores estatales que protestaban contra los planes para aplazar la edad de su retiro. Sin embargo, a diferencia de las jornadas de huelga en noviembre pasado, donde durante nueve días una huelga de transportes paralizo el país, el alcance de la medida de fuerza de ayer lejos estuvo de ser el esperado por los sindicatos .

En una protesta aparte, pescadores en varios puertos rechazaron un nuevo paquete de ayuda gubernamental destinado a compensar los precios en aumento del petróleo, y continuaron con los disturbios en el tráfico de carga y petróleo.

Sarkozy, que tomó posesión hace un año prometiendo de modernizar Francia y darle un avance más competitivo, enfrenta más protestas programadas para el sábado por parte del magisterio y los estudiantes, disgustados por el recorte en los empleos.

A pesar de las protestas, el primer ministro Francois Fillon dejó en claro que el gobierno se mantendrá firme sobre la reforma en las pensiones, con el fin de estimular las arcas nacionales en declive al forzar a los empleados a trabajar un año más -sumando 41 años- para obtener los beneficios completos de su pensión.

Por su parte, los pescadores han bloqueado puertos por más de una semana para demandar una mayor ayuda estatal para enfrentar los precios en aumento de los combustibles. El miércoles el gobierno intento apaciguarlos con ayuda inmediata -por 40 millones de dólares (63 millones de dólares)- y un acceso más pronto a los fondos prometidos anteriormente.

Con un crecimiento lento y la lucha contra un déficit en el presupuesto, el gobierno tiene pocas posibilidades para maniobrar. El ministro de presupuesto Eric Woerth declaró que 15,479 empleos en el estado fuero recortados en 2007. Incluso los ministros de finanzas se han ido a huelga este mes, protestando por la incorporación de dos servicios, impuestos y contaduría, como parte de las reformas multidimensionales reformas de Sarkozy.


Comentarios


Ola de protestas complica a Sarkozy