Once años de prisión por violar a una discapacitada

Un joven de 22 años fue condenado a 11 años de cárcel por violar a una joven. El sujeto estaba con otros dos menores que también la accedieron carnalmente. El hecho ocurrió en El Bolsón.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Cámara Primera del Crimen debatió en El Bolsón un hecho de violación de los más resonantes que se recuerdan en la zona, por haber sido cometido por tres jóvenes, mediante el uso de violencia, y en perjuicio de una deficiente mental.

El hecho ocurrió en la tarde del 13 de febrero pasado en el barrio Los Hornos, de El Bolsón, y fue cometido por Gabriel Avilés, de 22 años, y dos menores de 16 y 17 años que se turnaron para someter a la chica. La víctima padece un retraso mental leve, producido por una meningitis en su primer año de vida.

La fiscal Mirta Siedlecki dijo que la víctima “presentaba signos claros de retraso mental” y acusó a los imputados de “haberla accedido carnalmente”. Aseguró que primero la violó el menor de 17 años, después Avilés y por último el menor de 15 años, “no obstante el llanto de la víctima y su reiterada negativa a ser abusada”. Aclaró que la chica estuvo “imposibilitada de defenderse, tanto por las características de su personalidad como por la acción concreta, violenta y conjunta de los imputados”.

Avilés negó su participación en el hecho y aseguró que la madre de la víctima ya lo había acusado por una situación similar. Otro acusado expuso que la chica lo había llamado para regalarle una cadenita y que iban a tener relaciones sexuales, pero los interrumpió una hermana. El menor de 17 años reconoció que habían mantenido relaciones a pedido de la víctima, y los tres aseguraron haber estado ebrios en la ocasión, y desconocer el retraso mental de la denunciante.

En su relato ante el juez de instrucción, la víctima expuso que uno de los menores la había llamado para regalarle una cadenita, y que se acercó pensando que no le iba a hacer nada. Pero el chico la tomó del brazo y la llevó “para el sauce”, y allí le sacó la ropa y la penetró en presencia de los otros dos. Comentó la sucesión de violaciones y cómo se lesionó la espalda cuando la arrojaron sobre una piedra, mientras le sujetaban los brazos.

En la audiencia declaró la hermana de la víctima y otra joven que la acompañó cuando salieron a buscarla. Coincidieron al declarar que habían observado a uno de los menores sobre su hermana, y a dos de los imputados mientras escapaban del lugar al ser descubiertos.

El fiscal de Cámara Carlos López atendió a la discapacidad de la víctima y a los informes psicológicos agregados a la causa. Resaltó que “este tipo de personas son propensas a la victimización y no tienen carácter para defenderse”, y que “a ello se suma su incapacidad para fabular”. También tomó en cuenta el testimonio de la médica del hospital que atendió a la víctima, quien señaló que “el estado emocional y físico que presentaba era compatible con una violación y no con una relación normal”, y citó las evidencias de “shock, angustia, llanto y presencia de tierra en la zona genital”.

López concluyó su alegato pidiendo doce años de prisión para Avilés y la declaración de responsabilidad de los dos menores.

Los jueces Alfonso Pavone, Marcelo Barrutia y Carlos Rozanski consideraron probado el hecho y la autoría de los imputados. Merituaron las declaraciones de las testigos y la víctima y consideraron agravante la participación de tres individuos en la agresión. Por eso le impusieron a Gabriel Avilés once años de prisión y un tratamiento tutelar a los menores, a quienes eventualmente le aplicarían una pena cuando cumplan la mayoría de edad.


Comentarios


Once años de prisión por violar a una discapacitada