Operativo gigante lanzó la DGI en la región 

Controlan trabajo "en negro" y pago de la oblea. Inspeccionaron 223 empresas de la zona.



ROCA (AR).- La DGI regional Neuquén sacó ayer 234 agentes a la calle en el marco de un operativo en casi todas las ciudades de la región tendiente a controlar el empleo en negro y el pago del impuesto para el incentivo docente. Esta cantidad de sabuesos representa el 87 por ciento del personal que la Dirección General Impositiva tiene en Río Negro y Neuquén.

Los datos obtenidos a través de las fiscalizaciones serán cruzados con los relevados en el resto de Argentina. La idea del operativo es inducir a la regularización de trabajadores en negro y la cancelación del pago del impuesto destinado a mejorar los salarios de los maestros. En estas inspecciones se está apuntando a las empresas que facturan más de 300.000 pesos por año.

El trabajo de los sabuesos comenzó ayer en todo el país y se hace en conjunto con la Anses. Hasta las 15 de la primera jornada se habían inspeccionado 223 empresas en las siguientes ciudades: Esquel, Bariloche, Villa la Angostura, Zapala, Neuquén, Plottier, Centenario, Cipolletti, Allen, Roca y Viedma.

La discriminación de los empleados de los que ayer se obtuvieron datos es la siguiente: en el sector del Comercio se registraron 709 trabajadores, en Industrias 854, en servicios 832 y en la Construcción 481personas en relación de dependencia. El total de los empleados sobre los que se requirió información es de 2.886 personas.

La inspecciones se extenderán durante los días siguientes porque no existe una fecha de finalización del operativo.

Ayer se pudo observar en el puente carretero que conecta Neuquén y Cipolletti el trabajo de los sabuesos de la DGI. En ese lugar se controlaba que los vehículos contaran con la oblea de pago del impuesto docente y a los transportistas se les exigía las boletas que respaldaran la mercadería que llevaban en sus vehículos. Por este motivo ayer se labraron 15 actas de clausura, ante la ausencia de comprobantes.

A las empresas transportistas también se les exigieron los listados de vehículos que tiene cada flota y la integración de los propietarios.

Las empresas contratistas y subcontratistas también fueron inspeccionadas por el personal de la DGI. "No hacemos distinción por actividad", expresó una fuente del organismo de fiscalización.

Los hipermercados y los centros comerciales fueron otros de los objetivos del megaoperativo realizado ayer.

"La intención es que se regularice la situación de los trabajadores y que se pague el impuesto docente", explicó la fuente.

Lo que se pretende con los controles es que se blanquee el personal en negro y se regularice el pago de sobresueldos.

Este es el segundo operativo que lanza el gobierno de Fernando de la Rúa para tratar de controlar el empleo en negro. El anterior se realizó el 3 de febrero y descubrió una evasión previsional de 30 millones de pesos y se dispusieron multas por 90 millones de pesos.

En caso de que se detecten en una empresa irregularidades la firma podrá acceder a un plan de pago. Justamente el operativo que comenzó ayer se enmarca en el decreto 93/2000 firmado por el presidente Fernando de la Rúa y el Ministro de Economía José Luis Machinea.


Comentarios


Operativo gigante lanzó la DGI en la región