Opinan especialistas argentinos



BUENOS AIRES (Télam).- El derecho a la privacidad y la necesidad de leyes claras para el uso de los conocimientos genéticos son cuestiones a reflexionar en relación al mapa del Genoma Humano, que permitirá el diagnóstico y tratamiento de enfermedades complejas, manifestaron ayer expertos argentinos en medicina y biología.

Mariano Levin, jefe del Laboratorio de Biología Molecular de Enfermedad de Chagas del Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular, dependiente del Conicet, ante la presentación del primer esbozo de la secuencia del Genoma Humano afirmó que "esto transforma nuestra época".

El experto, quien es profesor titular de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), explicó que "el hecho de conocer todo el Genoma Humano va a proveer elementos para diagnosticar mejor enfermedades como el Mal de Alzheimer, hipertensión arterial, diferentes tipos de diabetes y obesidad; constatar el riesgo de contraerlas e idear nuevos tratamientos para combatirlas".

Se van a desarrollar "terapias génicas, es decir, el reemplazo de los genes que fallan por unos normales", describió Levin y añadió que el conocimiento del mapa del Genoma Humano "también va a permitir el surgimiento de nuevas drogas basadas en el perfil genético de cada paciente".

Sin embargo, Levin alertó que "se deben tener en cuenta las cuestiones éticas del Genoma Humano, que implican garantizar que la información genómica es patrimonio de cada individuo y sólo puede ser utilizada con su consentimiento".

De igual modo, Hugo Obiglio, miembro de la Academia para la Vida, perteneciente al Vaticano, resaltó que "un valor calificado moralmente inaceptable –porque de alguna manera contraría la dignidad de igualdad de todos los seres humanos– sería discriminar a los portadores de los genes patógenos, es decir, a aquellos que presuntamente van a tener enfermedades hereditarias".

"Esto resulta inaceptable. Sería hacer "eugenesia" que es tratar, mediante la ingeniería genética, de desarrollar el hombre ideal", advirtió Obiglio, quien es también director del Instituto de Etica Biomédica de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Frente a los posibles abusos en la utilización de la información genética, Obiglio subrayó la importancia de contar con normas legales precisas.


Comentarios


Opinan especialistas argentinos