Opinión publicada

Los invitamos a leer los artículos “Deuda pública: once años excluidos del mercado internacional”, de Orlando Ferreres para La Nación; y “La política de Derechos Humanos y el acuerdo con Irán”, de Mario Diament para El Cronista.

* El economista Orlando Ferrers hace notar en La Nación que el país lleva once años de exclusión del mercado internacional en materia de deuda pública. “Mientras seguimos discutiendo por 11 años estos temas, no hemos podido reabrir el mercado de deuda voluntaria para nosotros (excepto algunas colocaciones pequeñas y caras con Venezuela)”. Aclara que no es partidario de una deuda pública que supere el 25-30 % del PIB, pero advierte que “nos perdimos la etapa de tasas de interés casi cero que gozaron todos los países emergentes. Con esos recursos estos países pudieron mejorar su infraestructura a un bajo costo, ya sea para tener ferrocarriles más modernos, carreteras nuevas, exploración energética, transporte urbano, subterráneos, hospitales y establecimientos educativos con los adelantos del siglo XXI. Nosotros, en cambio, nos endeudamos cuando las tasas son caras y cancelamos las deudas cuando las tasas son ridículamente baratas”. Para leer el artículo completo, hacé clic.

*El periodista Mario Diament, en El Cronista Comercial, especula que la única razón para impulsar el pacto con Irán por la AMIA es comercial. Dice: “¿Qué espera obtener el gobierno argentino impulsando un acuerdo de dudosa confección, que ha sido rechazado por toda la oposición, por APEMIA, por las principales organizaciones judías y por los países del mundo democrático?”. Agrega que “una de las claves que podrían explicar la urgencia de su sanción sería la promesa del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, de ampliar el intercambio comercial con la Argentina, que en la actualidad totaliza unos 1.200 millones de dólares, si “las investigaciones tuvieran lugar de forma precisa e imparcial”, como informó la agencia iraní de noticias, FARS”. Y concluye: “Es difícil no leer en esta fórmula diplomática que lo que Irán espera es una exoneración.Parece ser la única explicación razonable a este pacto orwelliano donde la “comisión de la verdad” es un eufemismo y las posibilidades de que algo se esclarezca, una utopía”. Para leer el artículo completo, hacé clic.


Comentarios


Opinión publicada