El aborto desde los derechos humanos y la salud integral

04 may 2018 - 12:26

Habiendo leído en el diario la nota sobre el tratamiento del aborto en la Cátedra de Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Comahue es que hago las siguientes reflexiones al respecto, con la intención de que el aborto y sus consecuencias sean tratados con un enfoque integral para la salud.

El embarazo no deseado y su consecuencia inmediata, el aborto, es tanto desde el punto de vista de los derechos humanos de los pacientes, padres e hijo, y desde el punto de vista de la salud, una tragedia universal e histórica, de la cual ni nuestro país y ni nuestro medio están exentos.

Siendo la principal causa de muerte de mujeres jóvenes en edad reproductiva, es evidente que la Salud Pública debe hacerse cargo de esa problemática, siendo la acción más importante, como siempre, la prevención primaria del embarazo no deseado, a través de la educación y la anticoncepción, ambos derechos humanos y de salud inalienables de todos los pacientes, tanto mujeres como los hombres. Cuando hablamos de aborto debemos hablar además de los derechos de los padres, también de los del embrión fruto de esa gestación, el cual tiene por lo tanto también derechos humanos y de salud como cualquier persona; quien es además un ser totalmente indefenso que no tiene voz ni voto, y depende totalmente de su madre para su existencia. Por lo tanto el aborto supone no tener en cuenta esos derechos humanos del embrión, que en la cadena de los derechos es obviamente el más débil.

Por lo tanto no podemos tratar el aborto sólo desde el punto de vista del derecho de la madre porque estaríamos tratando el tema desde un punto de vista incompleto ignorando los derechos del hijo, partícipe necesario en ésta problemática.

Debemos agregar también los derechos del médico interviniente, quien debe actuar según sus saberes profesionales y convicciones al respecto. La Cátedra de Medicina debe tener un enfoque integral de toda esta problemática social y médica del embarazo no deseado y del aborto, no olvidando que los derechos humanos y de la salud son patrimonio de todos los actores intervinientes, es decir, el embrión en gestación, los padres y el médico.

* Ginecólogo, especialista en Reproducción Humana, expresidente de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Neuquén y exdocente de la UNC.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.