Opositores dicen que el mendocino está en “situación compleja”



#

De Narváez consideró que es muy difícil que integre una fórmula con Cobos.

BUENOS AIRES- Dirigentes opositores al kirchnerismo cuestionaron ayer al vicepresidente Julio Cobos y señalaron que si bien se encuentra en una situación “compleja, difícil” y de raíz ética, debe seguir en sus funciones. A casi una semana del voto de Cobos que apoyó la remoción de Martín Redrado del Banco Central como había dispuesto el gobierno se incrementaron los cuestionamientos a la figura del vicepresidente, mientras el cobismo optó por el bajo perfil y busca acotar las tensiones con miras al 2011. En ese marco, la senadora nacional Hilda “Chiche” González consideró que Cobos “está en una situación muy compleja que hace que muchas veces no sepa para donde disparar”. “Forma parte de un gobierno kirchnerista, es abiertamente opositor y su partido (la UCR) le reclama otra actitud”, resumió la esposa del ex presidente Eduardo Duhalde. La legisladora, en declaraciones a radio Diez, admitió que deseaba “que él se quede en ese lugar hasta unos meses antes de tener que participar de una elección. Es un respaldo como vicepresidente de la Nación”. El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, también sostuvo que “Cobos está en un situación muy difícil” porque, señaló, “hoy está del lado de la oposición pero dentro del gobierno”. “El ha decidido estar en la fórmula presidencial, está allí porque la gente lo votó. Es el lugar que él eligió y también eligió permanecer allí y tener un voto contra la 125”, recordó Binner en alusión a su famoso pronunciamiento “no positivo” a la iniciativa de retenciones del gobierno K. Binner dijo que “el problema es ético si comprendemos que es lógico estar allí habiéndose opuesto a lo que antes compartía”. Por su parte, el diputado nacional Francisco de Narváez dijo al diario Crítica que “hoy por hoy es impensable una fórmula conjunta con Julio Cobos” y aclaró que las veces que se reunió con el vicepresidente habló “de política y no de candidaturas”. De Narváez sostuvo que ante “la nueva ley electoral, es muy difícil que alguien que pertenece al radicalismo y alguien que pertenece al peronismo puedan converger en una fórmula”. En defensa del vicepresidente, el intendente de Junín, Mario Moine, dijo que buena parte del radicalismo “acompaña la decisión de Cobos porque no se puede ser oposición por oponerse a todo lo que diga el gobierno”. Y, en ese marco, el radical bonaerense cuestionó por radio América a los dirigentes que logran cargos por Coalición Cívica y luego minimizan sus posturas porque, dijo, “es imposible gestión con (Elisa) Carrió al lado”. “Se puede convivir perfectamente”, sostuvo el cobista y destacó que en el radicalismo los dirigentes “coinciden en la necesidad de que haya más responsabilidad en la función pública”. (DyN)

Archivo


Comentarios


Opositores dicen que el mendocino está en “situación compleja”