Otoño no aparece y empiezan a criticar a la Policía

Piden rastrillajes y mayor presencia de efectivos. El comisario ofreció dar un paso al costado.



#

Un centenar de personas marcharon bajo una fina llovizna en Fernández Oro. Siguen sin pistas de Otoño Uriarte.

FERNANDEZ ORO (AC).- La desesperación y angustia por no saber qué sucedió con Otoño Uriarte (16) se fue acentuando ayer, a la par de los reclamos. Gente no sólo de Fernández Oro sino también de otras localidades de la región, cuestionó duramente el accionar policial y exigió mayor cantidad de efectivos en la búsqueda. No faltaron las críticas hacia el gobierno provincial por la falta de respuestas a la comunidad.

La bronca se hizo sentir con más fuerza cerca de las 20, cuando un grupo que se encontraba en el polideportivo municipal decidió no esperar más la llegada de algún jefe policial que les comunicara las novedades del día y se trasladó hacia el frente de la unidad policial.

Allí fueron atendidos por el comisario Ives Vallejos, quien intentó justificar el trabajo realizado en la jornada. Las críticas fluían desde los distintos rincones. Tan así, que Vallejos, tras aclarar que estaba poniendo todo su esfuerzo y todo de su parte en la investigación, llegó a decir que estaba dispuesto a dar un paso al costado si consideraban que no era conveniente que siguiera en su puesto.

“No es personal, no es en contra suya, queremos que se realice una búsqueda como corresponde”, aclaraba la gente.

En el grupo había familiares, vecinos, grupos de izquierda y allegados de otros casos de la región, como el triple crimen de Cipolletti, Ana Zerdán y el padre de Daniela Calfupán, la joven que fue asesinada hace años en Fernández Oro.

Fue justamente él uno de los que pidió que no se demorara más en salir a recorrer cada rincón.

El reclamo de la gente -previamente lo habían manifestado familiares de Otoño- fue que no se veía suficiente cantidad de personal en la búsqueda en la ciudad, ni en los controles camineros, y menos aún en horario nocturno. La respuesta que recibieron fue que había unos 200 uniformados entre todas las ciudades y que no se rastrillaba de noche “para no perder rastros de interés”.

Eso no conformó. “En la mayoría de los casos actúan de noche. No dejen de moverse”, gritaba uno de los manifestantes. Unas 100 personas había en ese momento en la calle.

La crítica siguió también de parte de quienes participaron en la búsqueda. Varios adolescentes reclamaron que la policía los dejaba “solos” y que no recorrían sitios que a ellos les parecían sospechosos. Surgió así que había una vivienda cuyas aberturas estaban tapadas con maderas y sin embargo no se inspeccionó.

Ante la insistencia de un grupo de chicas por este sitio, se decidió salir a ver de qué se trataba. Una caravana de vehículos siguió a la policía (guiada por las jóvenes), pero nada extraño se encontró en ese lugar. Eran las 21.

Para esto, en el polideportivo seguía concentrándose gente. Querían escuchar un informe que iba a dar el subsecretario de seguridad Juan Carlos Vallés y el segundo jefe de la Regional Segunda, Juan Ríos. Otra vez llovieron los reclamos.

Previo a esto, a las 19, hubo una modesta marcha que reunió a muy poca gente porque se realizó justo cuando llovía.

Según la policía, la búsqueda siguió siendo intensa durante toda la jornada. Hubo un allanamiento en una chacra de Cipolletti con resultados negativos, se detuvo a una persona que luego fue liberada porque nada tenía que ver con el hecho, se tomaron declaraciones (ya llevan más de 30) y se hicieron rastrillajes. “Seguimos sin descartar ninguna hipótesis”, se informó.

La única certeza sigue siendo que Otoño fue vista por última vez en la medianoche del lunes cuando iba caminando hasta su casa. El rastro se pierde en cercanías del puente de Avenida Cipolletti y Kennedy. Por eso una de las presunciones es que pudo haber subido a un vehículo en contra de su voluntad.


Comentarios


Otoño no aparece y empiezan a criticar a la Policía