Otra alegría europea antes de pegar la vuelta

Boca venció al AEK griego en el Estadio Olímpico con goles de su nueva sociedad: Palermo y Mouche.



Alfio Basile puso toda la carne al asador y su Boca sumó otra alegría en la despedida de la gira por Europa. Venció al AEK de Grecia por 2-0, en un amistoso jugado en el Estadio Olímpico de Atenas.

En la primera mitad, el Xenezie se dedicó a trasladar la pelota sin sorpresas, hasta que el local inquietó por primera vez, cuando Kyrgiakos, exigió desde el piso a la buena reacción de Abbondanzieri.

Ibarra fue el dueño de la banda derecha y a los 27, en una de sus apiladas, se animó a pegarle desde lejos y la pelota se fue cerca. A partir de ahí, los “players” del Coco se quedaron y se dedicaron a tirarle pelotazos a Palermo.

Claro que el once criollo tenía guardada una buena jugada antes de ir al descanso. Mouche le metió un gran centro al Loco, quien batió a Saja con un buen cabezazo.

La ventaja liberó a Boca para el complemento, y a los 8 minutos amplió la ventaja con la mejor jugada de toda la gira por Europa. Una sucesión de toques entre Morel, Insúa, Medel y Riquelme terminó con la habilitación del último para Mouche, que marcó a colocar entrando al área, con una gran definición a media altura, al palo derecho del ex San Lorenzo.

Después llegó una sucesión de modificaciones en los dos equipos que desnaturalizó las alternativas y enfrió el partido. Insúa, cansado e impreciso, le dejó su lugar a Nicolás Gaitán, y Boca perdió toque, aunque igual Viatri y Noir tuvieron sus chances.

Fin de la gira para el nuevo equipo de Basile y un balance más que positivo, que arrancó mal con la derrota ante Manchester, pero después se acomodó.


Comentarios


Otra alegría europea antes de pegar la vuelta