Otra ayuda de senadores a Cantarero

El PJ defiende a varios implicados en casos de corrupción.

Buenos Aires (Infosic). La mayoría justicialista logró imponer ayer en el Senado el rechazo a la renuncia al santafesino Jorge Massat, investigado por la Justicia por los cargos de presunto enriquecimiento ilícito, evasión impositiva y lavado de dinero.

En cambio decidió darle una rápida aceptación de la dimisión del radical santacruceño Juan Ignacio Melgarejo, a quien la legisladora neuquina Silvia Sapag vinculó con el supuesto cobro de sobornos para viabilizar la sanción de la ley de provincialización de hidrocarburos.

El cuerpo también aceptó extender por otra quincena el período de licencia del senador peronistas salteño Emilio Cantarero, el legislador que fue sindicado como "el arrepentido" en el escandaloso caso de las coimas en el Senado por sus declaraciones realizadas ante el diario "La Nación".

El senador Massat presentó su renuncia, con una demora aproximada de diez días, tras conocerse la denuncia formulada por su sobrina política Silvia Fantín de Soria -y empleada de sus empresas-, quien lo vinculó con el giro de frondosas sumas de dinero de origen desconocido para su depósito en cuentas bancarias de su provincia y el exterior.

El presidente del bloque justicialista, José Luis Gioja, fundamentó antes de la votación unánime de su bancada, que el caso Massat "responde a temas particulares y familiares, en donde no hay ninguna traba para que en caso de que sea necesario la justicia pueda actuar con libertad".

Esa decisión contó con el rechazo de la bancada radical, de acuerdo con lo confirmado por su presidente, Jorge Agundez, y el voto favorable de algunos aliados del PJ, pertenecientes a los partidos provinciales. Massat se encuentra procesado en su provincial por haber puesto a nombre de terceros varias empresas que facturaban cerca de veinte millones de dólares.

En otro orden, la Cámara alta también aclaró la situación del senador Melgarejo. Cuando su dimisión se votó oportunamente quedaron, para algunos sectores, muchas dudas sobre la regularidad del trámite, por lo que se puso en duda si realmente la Justicia se encontraba en condiciones de indagarlo como un ciudadano sin inmunidad legislativas. Para aclarar esa situación, Melgarejo reingresó su renuncia y el cuerpo reiteró la votación en carácter de "insistencia".

Así quedó en firme el apartamiento del legislador de su cargo en la Cámara alta, tras la decisión "indeclinable" que había anunciado el pasado 21 de setiembre.

A pesar del pedido del legislador, la bancada justicialista, le negó esa posibilidad. "De acá no se tiene que ir nadie", dijo el presidente de ese bloque, el sanjuanino Gioja

En lugar de la dimisión, el PJ impuso su voluntad para aprobar el pase a la comisión de Asuntos Constitucionales de la presentación de Melgarejo.


Comentarios


Otra ayuda de senadores a Cantarero