Otra escalada en la interna del PJ



BUENOS AIRES (ABA).- La ofensiva que el gobierno nacional ya no oculta contra el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, está enmarcada en el “toma y daca” que recrudeció a partir del coqueteo del ex motonauta con el sillón de La Rosada para el 2011. Al declarar ayer el vicepresidente Amado Boudou que “cuanto más grande es la provincia, mejor debe estar administrada”, advierte sobre el condicionamiento con el cual el kirchnerismo busca encerrar al sciolismo. El manejo de los fondos que se despachan “en dosis”. Con el envío de 1000 millones de pesos de los 2800 millones que está demandando la jurisdicción más extensa del país, está alertando sobre un eventual pago desdoblado de los aguinaldos. También, el enfrentamiento tiene un claro matiz político. Es la réplica de la Casa Rosada a los gestos amistosos de Scioli hacia Hugo Moyano, que empezaron con el partido de fútbol del equipo del mandatario provincial con los camioneros, pero que tomó mayor dimensión con la presencia en la manifestación de anteayer de la CGT, de una columna conducida por Baldomero Alvarez de Olivera, ex intendente de Avellaneda, senador provincial y líder de “La Juan Domingo” organización presentada como contracara de “La Cámpora”.


Comentarios


Otra escalada en la interna del PJ