Otra locura de Padua para dejar seco al Real

"Cipo" venció 2-1 al equipo santafesino y lo alcanzó en la punta.

#

Cuando "Cipo" más lo necesitaba, apareció el "Loco" Padua para regalarle un nuevo triunfo al "Albinegro".

Cipolletti está decidido a pelear en serio por la clasificación. Ayer volvió a hacerse fuerte de visitante y se impuso 2-1 ante Real Arroyo Seco en Santa Fe y lo alcanzó en la cima de la tabla.

Los de Domingo Perilli mostraron una entrega total hasta el último minuto para cuidar una diferencia que lo instaló en la punta del grupo 3. Sólo debe esperar que Santamarina de Tandil no le gane a Huracán en Tres Arroyos para terminar la fecha en lo más alto.

El triunfo del albinegro tiene mucho valor porque dio vuelta el partido con los goles de Juan Vogliotti y Oscar Padua -llegó a los 40 gritos con la camiseta de "Cipo"- encadenó su segunda victoria consecutiva como visitante, nada menos que ante quien marchaba como único líder, y así se recuperó de los puntos perdidos ante Brown de Madryn como local.

Fue un partido vibrante de principio a fin porque ninguno de los dos especuló. En el balance general, el local tuvo más tiempo la pelota, pero los de Domingo Perilli siempre fueron más más incisivos en ataque.

El tridente Carou-Vogliotti-Padua estuvo en un alto nivel y pudo haber cerrado el partido mucho antes.

Claro que antes de festejar tuvo que sufrir porque arrancó abajo en el primer ataque en contra. Diego López, el "4" del local hizo lo que quiso por el sector izquierdo del albinegro y en una de sus subidas, habilitó a Barreto y el delantero definió bien por abajo de Raúl Ruiz.

A diferencia de otros partidos, los de Perilli no sintieron el golpe y fueron decididos a buscar el empate, que consiguieron tres minutos después.

Carou y Padua arrancaron la jugada, el enganche abrió para Julio Ibáñez y éste lo vio entrar solo al cordobés Vogliotti, que fusiló al arquero y selló el empate.

El local se adelantó, pero las situaciones más peligrosas siguieron del lado albinegro. Una de las más claras la tuvo Padua, pero perdió ante el arquero.

En los diez primeros minutos del complemento Cipolletti pudo haber desnivelado pero ni Ibáñez ni Vogliotti en dos oportunidades, fueron precisos.

Poco a poco el local lo fue arrinconando y cuando parecía que se complicaba, apareció el "Loco" Padua a la salida de un tiro de esquina y clavó el 2-1 (los locales reclamaron mano del delantero) para depositar al albinegro nuevamente en la cima.


Comentarios


Otra locura de Padua para dejar seco al Real