Otra ola de sangrientos atentados dejó más de 30 muertos

Los ataques se produjeron a pocos días de la entrega del poder.

Irak vivió ayer otra jornada signada por atentados y decenas de muertos, a sólo tres días del traspaso del poder a un gobierno interino.

En una práctica que ya es una constante en contra las fuerzas de la coalición que encabeza Estados Unidos, ayer terroristas integrantes de un grupo que pertenecería a Al Qaeda tomaron como rehenes a tres turcos y advierten que los decapitarán si Turquía no retira las empresas que trabajan en Irak. (Ver recuadro)

Los nuevos blancos elegidos por la resistencia iraquí fueron las sedes de los partidos políticos, que ayer sufrieron ataques suicidas, como así también funcionarios del futuro gobierno o simpatizantes de las fuerzas de EE. UU. (Ver recuadro)

Al menos 17 personas murieron y varias resultaron heridas ayer en un atentado con coche bomba en Hilla, a 100 kilómetros al sur de Bagdad, según la televisión árabe Al-Jazira, cuyo corresponsal en el lugar apareció en directo para dar la información. "Puedo confirmar que una explosión se produjo en Hilla, cerca de la antigua mezquita Sadam. Hay muertos y heridos" declaró el teniente-coronel Robert Strzelecki, portavoz de la división multinacional de la coalición, bajo mando polaco, con base en Hilla.

El oficial indicó que cree que todas las víctimas son civiles. La explosión se produjo en el centro de la ciudad, pero el objetivo todavía no ha sido determinado, indicó el corresponsal de Al-Jazira. "Se trata de una explosión muy potente según los testigos, pero no disponemos de más detalles sobre cómo fue realizado el ataque o cuál era el objetivo", agregó.

Durante el resto de la jornada, al menos 14 iraquíes habían muerto en ataques rebeldes en las ciudades de Baquba, Mahmudiyah y Erbil, en una continuación de la ofensiva que dejó más de 130 muertos en los dos últimos días, informó la policía.

Asimismo, un soldado estadounidense murió de las heridas sufridas en una emboscada a un

convoy en Bagdad, informó un comunicado militar, sin precisar cuándo ocurrió el ataque.

Con esta muerte, ya son 623 los militares norteamericanos caídos en combate desde el incio de la guerra, en marzo de 2003.

Los ataques en Baquba, al noreste de Bagdad, tuvieron como blanco el Partido para la Reconciliación Nacional del primer ministro iraquí, Iyad Allawi, el partido chiita pro-iraní Consejo Supremo de la Revolución Islámica (CIPRI) y la gobernación local.

Tres miembros del CIPRI murieron y dos resultaron heridos en el ataques a la sede del partido, dijeron fuentes del CIPRI.

La insurgencia también tomó por asalto las oficinas del partido del premier Allawi y detonó un explosivo dentro del edificio que destruyó su tercer piso. Ninguna persona resultó herido, dijo la policía, que valló el área.

Cuatro guerrilleros, uno de ellos con un cinturón explosivo, atacaron la sede de gobierno de Baquba, y los cuatro fueron muertos por guardias armados. Otros dos rebeldes murieron en un ataque a una comisaría, dijo una fuente militar estadounidense.

En Mahmudiyah, al sur de Bagdad, tres policías fueron muertos en dos ataques separados, dijeron fuentes médicas locales.

Además, un coche bomba que estalló en la norteña ciudad kurda de Erbil hirió al ministro de Cultura del pro-norteamericano Partido Democrático del Kurdistán (PDK), mató a uno de sus guardaespaldas y lesionó a otros 40 personas, dijo la policía. Otro agente de policía fue asesinado por desconocidos y uno de sus compañeros herido en una emboscada en la también norteña Kirkuk, según las mismas fuentes.

Los ataques de ayer repiten el patrón de la ofensiva contra las fuerzas de seguridad y edificios estatales iraquíes lanzada esta semana por la resistencia, a escasos días del traspaso de poder al gobierno interino iraquí, previsto para el próximo miércoles.

Más de 100 personas, en su mayoría iraquíes, murieron el miércoles pasado en una ola de ataques en cinco ciudades reivindicada por la red del militante islamista jordano Abu Musab A Zarqawi. Aviones estadounidenses bombardearon el viernes, por tercera vez en la semana, lo que dijeron era un refugio de la red de Zarqawi en la ciudad de Fallujah. Más de 25 personas murieron en el ataque, dijeron fuentes militares norteamericanas.

(AP/AFP/DPA)

Nota asociada: Amenazan con decapitar a tres turcos

Nota asociada: Amenazan con decapitar a tres turcos


Comentarios


Otra ola de sangrientos atentados dejó más de 30 muertos