Otra opinión: dudan del daño a cultivos



NEUQUÉN (AN).- “Hay que evaluar el daño que producen como hicimos acá en El Cóndor y determinamos que los loros barranqueros no son una plaga debido a que el daño sobre los cultivos no es relevante”, dijo Mauricio Failla, integrante de Proyecto Patagonia Noreste , un grupo independiente de profesionales vinculados al manejo de vida silvestre. Sostuvo que no conocía la zona de Picún Leufú, pero indicó se requiere una evaluación donde se tenga en cuenta también los beneficios ambientales que tienen las aves, específicamente en la dispersión de semillas de forrajeras que luego come el ganado caprino en la zona de monte. Recordó que un estudio que se hizo en la colonia de loros más grande del mundo que existe en la desembocadura del río Negro determinó que el daño “era más una percepción”. Indicó que, en general por la mala calibración de máquinas cosechadoras se pierde un 10 por ciento de los cultivos. “Los loros barranqueros son una especie flexible, cuando una situación no les va se van y después vuelven, no son una especie que va colonizando”, recalcó al tiempo que observó que en una zona árida como es la de la provincia de Neuquén la disposición de grano es un atractivo para estas aves. “Hay que poner en la balanza qué servicio te da la naturaleza, en el caso de la dispersión de plantas que son indispensables para el ganado”, acotó y preguntó “quién es el que siembra coirón, piquillín o molle que es una de las frutas favoritas del loros”.


Comentarios


Otra opinión: dudan del daño a cultivos