Otra piedra se vino faldeo abajo en San Martín

El peñasco, de medio metro de diámetro, dañó un techado de una obra pero no causó víctimas.

#

El lugar donde se precipitó la roca. La densa vegetación de la ladera frenó, de algún modo, el ímpetu de la caída.

Patricio Rodríguez

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- Una roca de unos 50 centímetros de diámetro cayó desde los faldeos de “Los Radales” sobre la techumbre de un complejo comercial en construcción, ubicado a un lado de la ruta 234 y en el mismo sitio que en junio pasado se desprendieran peñascos de 12.000 kilos. Como en aquella ocasión, no hubo que lamentar víctimas aunque sí daños materiales. Se trata de las laderas del sector conocido como “Los Radales” (donde se hallan bosques de esa especie nativa), a la altura de Villa Paúr sobre el valle del Lácar y en el preciso punto donde se encuentra el destacamento de Policía de Tránsito. La caída se produjo a las 10.08 y causó un fuerte estruendo, que puso en alerta a los vecinos y a los agentes de guardia en el asentamiento de Tránsito, primeros testigos del suceso. De inmediato intervinieron Bomberos Voluntarios y la Defensa Civil, en tanto que Policía dispuso una breve interrupción preventiva del tránsito en ese sector de la ruta 234, donde se encuentra la rotonda para acceder a Villa Paúr, a un lado, y al camino que lleva a Los Radales, por el otro. Las autoridades pudieron comprobar que se trató de una sola piedra, de aproximadamente medio metro de diámetro, que cayó por el faldeo hasta dar contra el alero de los techos de una obra en plena construcción, que está lindante con el corralón que en junio pasado fue arrasado por el colosal peñasco. En esta ocasión, el daño no sólo fue menor por el tamaño disminuido de la roca en comparación con aquel, que tenía las proporciones de un vehículo del tipo combi, sino que además rodó por la ladera donde la vegetación actuó como una primera contención natural. Una vez más el episodio refleja la urgente necesidad de encarar obras de remediación. Como ya informó este diario el pasado 2 de setiembre, un informe preliminar “in voce” de expertos en obras geotécnicas, reveló varios puntos de la ciudad con riesgo geológico, en coincidencia con otros estudios de los que también dio cuenta “Río Negro” en varias ocasiones, como el relevamiento realizado por la consultora Halcrow en 2005. El municipio también gestiona la formalización de un convenio con el Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar), que de hecho ya está trabajando en el acopio de documentación aportada por los organismos técnicos de la comuna, para luego realizar los estudios de rigor que permitirán confeccionar un mapeo de riesgos para San Martín de los Andes. En tanto, desde la Defensa Civil de la ciudad se indicó la puesta en marcha de una suerte de comité de crisis, para redoblar la vigilancia sobre los faldeos y resolver intervenciones, hasta tanto se completen los estudios y se resuelvan las obras de mitigación. Como se señaló, en junio pasado piedras de hasta 12.000 kilogramos se desprendieron de los faldeos que discurren al sur de la ruta 234, a unos cuatro kilómetros del casco histórico y uno de los sitios visitados por los profesionales. Ese episodio y el último registrado ayer también fueron precedidos de otros deslaves en las zonas de faldeos, y el aumento de los riesgos en las laderas del Curruhuinca, que fueron identificadas por los técnicos como las de más urgente intervención.


Comentarios


Otra piedra se vino faldeo abajo en San Martín