Otra vez se suspendió un loteo en Centenario



CENTENARIO (ACE).- El loteo de una chacra destinada a un complejo residencial en las inmediaciones del puente Centenario-Cinco Saltos fue nuevamente suspendido en medio de versiones encontradas en el Deliberante de ayer.

“El oficialismo no tiene los votos necesarios, así es que el tema se retiró del orden del día”, dio a conocer el dirigente barrial Francisco Torres al momento de retirarse del recinto junto con vecinos de Villa Obrera y mujeres de la toma ubicada también en las inmediaciones del puente interprovincial.

El interés del barrio es que la instalación del complejo urbano del otro lado del trazado del puente, les permitirá acceder a las cloacas.

Los concejales aseguraron que se aprobará la inversión si el empresario se compromete a dotar a ese sector del servicio sanitario.

El oficialismo también deslizó que si se autoriza la inversión, el inversor que busca la urbanización dejaría sin efecto el pedido de desalojo sobre un sector tomado de ese lote rural.

Cuando ayer todo marchaba hacia la aprobación del loteo, el concejal Mario Acuña (Frente Democrático por Centenario) les dio a conocer a sus socios políticos en el gobierno de la Concertación que no los acompañará en la votación.

Tampoco fue a la reunión que el bloque oficialista tuvo en la intendencia durante gran parte de la mañana, mientras que productores -que se oponen al loteo- como vecinos de Villa Obrera -que lo respaldan- esperaban durante horas en el recinto por el inicio de las deliberaciones que se avizoraban como controvertidas.

Pero el proyecto ni siquiera figuró en los anexos del orden del día porque el oficialismo no tenía los votos suficientes para imponerlo en la mesa.

Los ediles sesionaron para dar a conocer los homenajes y luego suspendieron todo con un cuarto intermedio que se extendería hasta mañana.

El loteo fue votado favorablemente en primera vuelta, pero como se trata de una invasión urbana en zona de chacras, sólo será aprobado si se hace la segunda votación luego de la audiencia pública que se realizó el 11 de marzo, en medio de acusaciones y cruces.

Allí quedó en claro que el gobierno municipal estaba decidido a cargar con el costo político de urbanizar el sector costero rural, a pesar de todas las argumentaciones en contra vertidas por los productores, que resisten como pueden el avance del sector urbano sobre parcelas productivas.

Pero las indefiniciones se extendieron hasta agotar todas las prórrogas del tratamiento del tema y según se prevé, la definición en segunda vuelta (por sí o no al coqueto barrio) se debe resolver esta semana, porque no se podría realizar un nuevo aplazamiento.


Comentarios


Otra vez se suspendió un loteo en Centenario