Otro dibujo, un gran rival

Sabella cambia de esquema para enfrentar a Brasil en el clásico.



#

Agüero pelea un lugar con Higuaín. Messi, Garay y Mascherano, de movida.

Son potencia, vecinos, no tienen compromisos oficiales y, tentados por unos buenos billetes, se fueron a New Jersey para jugar un amistoso que se las trae. Argentina y Brasil se medirán hoy a las 16, en el estadio MetLife, en un partido que la Albiceleste utilizará para sumar minutos y la Verdeamarela como preparación para los Juegos Olímpicos. El encuentro, que presentará un marco extraordinario, ya que se agotaron las 82.566 localidades que se pusieron a la venta, será dirigido por el estadounidense Ulises Jair Marrufo. Si bien es un amistoso, ambos técnicos lo aprovecharán para pulir detalles y terminar de conformar “un equipo”, de cara los compromisos que le quedan en el año. Alejandro Sabella adelantó que modificará el dibujo táctico respecto del encuentro ante Ecuador. Pasará del 4-3-3 al 4-4-2 (el que más le gusta) o al 5-3-2. De esta manera, saldrá uno de los tres delanteros. Y la duda pasa por si jugará Gonzalo Higuaín (goleador de era Sabella con 6 tantos) o Sergio Agüero (anotó 2), ya que Lionel Messi, el capitán y quien también pegó 6 gritos, es indiscutido. La otra duda del técnico está en el arco. Es que Sergio Romero, titular ante los ecuatorianos, se reincorporó el jueves, porque el miércoles jugó la primera final por el ascenso a la máxima categoría del fútbol italiano, con la Sampdoria. Por su parte, Brasil, que no juega las Eliminatorias porque será la sede del Mundial, ultima detalles de cara a su participación en Londres. Mano Menezes tampoco definió el equipo titular porque espera la evolución del zaguero Thiago Silva, quien padece dolores en la rodilla derecha. En caso de no jugar el defensor de Milan, su lugar lo ocupará Bruno Uvini, de San Pablo. Más allá de los objetivos de uno y otro, los futbolistas de ambos equipos coincidieron que Argentina-Brasil o Brasil-Argentina “no es un amistoso” y “no queda otra que ganar el clásico”. Pese a que el partido, con muy poca promoción, no se vive de la misma manera en New Jersey, uno de los estados más ricos y modernos del país norteamericano, que en otros naciones (más futboleras) del mundo, es un hecho que habrá más de 80.000 personas, que irán a ver el duelo entre Messi y Neymar.

selección

AP


Comentarios


Otro dibujo, un gran rival