Otro lunes de luto en Irak: más de 100 muertos

Bombas y ataques dejaron además 200 heridos. Nuevo golpe a las tropas de EE. UU., en pleno despliegue.

BAGDAD (AFP) – Un centenar de personas murió ayer en Irak en las explosiones de varias bombas y otros ataques que causaron asimismo casi 200 heridos, mientras Estados Unidos iniciaba el despliegue de sus refuerzos para tratar de mejorar la seguridad en Bagdad.

Un total de 88 iraquíes fallecieron y más de 160 resultaron heridos en un doble atentado con coche bomba cerca de un mercado del centro de Bagdad, señalaron fuentes de seguridad. Los atentados se produjeron hacia las 12.15 (6.15 de Argentina), con dos fuertes explosiones en el barrio de Bab Sharki, a orillas del río Tigris, que dejaron una densa nube de humo, comprobó la AFP.

El ataque es el más mortífero desde principios de año y supera el atentado que la semana pasada costó la vida a 70 personas en la entrada de la universidad de Mustansiriya (noreste).

Horas después, otras doce personas murieron y 40 más resultaron heridas al estallar una bomba y casi al mismo tiempo caer un obús de mortero en la localidad de Jales, a 80 km al norte de Bagdad, en la provincia de Diyala, indicaron los servicios de seguridad.

La capital iraquí registró otras siete muertes ayer: cuatro civiles por la caída de un obús en el barrio de Abu Dchir, en el sur, y otros tres abatidos por hombres armados en distintos ataques.

Los cadáveres de 27 personas fueron hallados en Bagdad, donde la violencia dejó más de 16.800 muertos en 2006, según la ONU.

En Suwairak, al sur de la capital, dos obuses de mortero lanzados contra una procesión de peregrinos chiítas, que conmemoraban la ceremonia del duelo del Achura, dejaron seis muertos, entre ellos un bebé.

Por otro lado, un soldado de Estados Unidos falleció en la explosión de una bomba artesanal en el norte de Irak, lo que eleva a 28 el número de pérdidas estadounidenses desde el sábado. Doce de ellos perecieron en la caída de un helicóptero Black Hawk, en el noreste de Bagdad.

El lunes por la noche, el brazo iraquí de Al Qaeda afirmó en su sitio internet haber abatido el aparato.

«El sábado, hacia las 15 locales (9 de Argentina), unidades de la defensa aérea de la región de Bhraz, dependiente de la provincia de Diyala (…) lograron derribar un helicóptero de tipo Black Hawk», afirmó un comunicado de los terroristas.

La nota estaba firmada, según lo habitual, por un «portavoz del Estado Islámico en Irak», autoproclamado y controlado por la rama iraquí de Al Qaeda.

Un responsable de la Defensa estadounidense había declarado horas antes en Washington que el helicóptero pudo ser derribado por medio de un lanzamisiles portátil.

El ejército de Estados Unidos anunció el domingo la llegada de 3.200 militares más a Bagdad, con la misión de apoyar el nuevo plan de seguridad de la capital decidido por el primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki. Integran la primera de las cinco brigadas -con un total de 17.500 soldados-, que serán enviadas a Irak como parte de la nueva estrategia anunciada el 11 de enero por el presidente estadounidense, George W. Bush.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios