Otro respiro para Argentina: no a reclamo de millonaria fianza

La Corte de Apelaciones de Nueva York desestimó el pedido de holdouts para que el país abone u$s 250 millones.





Archivo

BUENOS AIRES.- La Corte de Apelaciones de Nueva York rechazó ayer un pedido de holdouts para que la Argentina deposite 250 millones de dólares en concepto de garantía, por el juicio que se tramita en los Estados Unidos por deuda que no ingresó en la reestructuración ofrecida por el país. La nueva demanda que encabezaron los fondos NML Capital y Aurelius Capital, los mismos que ya lograron el embargo de la fragata “Libertad”, intentaba exigir a la Argentina el depósito antes del lunes como “garantía” de que está dispuesta a acatar lo que la justicia norteamericana disponga. Los inversores habían realizado el pedido luego de que la Corte de Apelaciones suspendiera el fallo del juez Thomas Griesa, que ordenó el pago por parte de la Argentina de 1.330 millones de dólares al contado y de una sola vez, dando lugar al planteo de “igual tratamiento” (cláusula “pari passu”) para todos los acreedores. Tras ese pedido, la Argentina presentó un escrito ante la Cámara rechazando la petición de este grupo por considerarlo “improcedente y sin base alguna”. Además, una nota de similar tenor fue presentada por los bonistas que están cobrando sus títulos en forma regular y esperan el desembolso de 3.500 millones de dólares que se realizará el 15 de diciembre. “Por la presente se ordena que la moción es denegada”, sostuvo el fallo emitido por la Corte de Apelaciones. Así lo confirmó esta tarde Gramercy Funds Managements LLC, quien lidera el Grupo de Tenedores de Bonos (Exchange Bonholder Group, en inglés) que aceptaron ingresar en la reestructuración de la deuda llevada adelante por Argentina en 2005 y 2010. La Corte de Apelaciones de Nueva York programó hasta el 27 de febrero una serie de presentaciones judiciales por parte de holdouts y de la Argentina, para finalmente decidir sobre la demanda original de estos inversores que pretende cobrar la totalidad de los bonos impagos que tienen en su poder. El gobierno argentino confía en obtener un fallo favorable, que iguale a estos inversores a los que ya reestructuraron sus tenencias. Incluso, se estudia la posibilidad de eludir las trabas que imponen la Ley Cerrojo y poner a consideración de la justicia de los Estados Unidos, una última oportunidad de canje para los litigantes con condiciones de igual grado, o incluso, peores a las ofrecidas en 2010.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Otro respiro para Argentina: no a reclamo de millonaria fianza