Oyarbide dejaría la causa sobre prostíbulos

Lorena Martins lo recusó porque lo reconoce como “amigo” de su padre a quien denunció por trata de personas. La jueza Servini de Cubría tomaría la investigación tras el fin de la feria judicial.



La investigación sobre una red de proxenetismo, acusada de supuestos pagos de coimas al Gobierno de la Ciudad y a la Policía Federal, no quedará en el juzgado de Norberto Oyarbide y terminará en manos de la jueza federal María Servini de Cubría.

Así lo adelantaron hoy fuentes judiciales a DyN y señalaron que el traspaso será durante los primeros días de febrero, cuando Oyarbide regrese de sus vacaciones en Punta Cana, República Dominicana, y retome sus actividades tras el fin de la feria judicial.

Lo primero que Oyarbide deberá hacer es responder a la recusación que la denunciante Lorena Martins hizo contra el magistrado definiéndolo como “amigo” de su padre, al que ella denunció por supuesta trata de personas en siete locales nocturnos de la ciudad.

Esa podría ser una primera instancia para que la causa -que durante la feria se está tramitando por una suerte de vía paralela, ante el Ministerio de Seguridad, donde la joven declaró por casi 30 horas- salga del juzgado de Oyarbide.

Pero según las fuentes, Servini de Cubría investiga desde abril del año pasado a 12 comisarías de la Policía Federal por la supuesta “protección” que brindaban a los prostíbulos a cambio de pagos ilegales, por lo cual los expedientes podrían acumularse.

De hecho, la documentación y las declaraciones que prestó Lorena Martins durante los últimos días ante la cartera a cargo de Nilda Garré serán entregadas a la Procuración General de la Nación, para que sea ese organismo el que impulse la causa judicial.

Así, Servini de Cubría recibiría los aportes testimoniales y documentales de Lorena Martins por “conexidad” con la causa que tiene abierta en su juzgado desde el año pasado, consideraron las fuentes.

La mujer también recusó al fiscal federal Gerardo Pollicita por presunta relación con Mauricio Macri al haber integrado el Consejo Asesor de Seguridad de Boca Juniors en momentos en que el actual jefe del gobierno porteño era el presidente del club.

Por ese motivo, la causa en ese juzgado todavía no está siendo impulsada porque Lorena Martins no quiso ratificarla si antes no se excusaban Oyarbide y el fiscal.

Lorena Martins denunció a su padre, Raúl Martins, como supuesto proxeneta con siete prostíbulos en la capital, así como presuntas coimas a las comisarías 19, 38 Y 50 de la Policía Federal, a la Agencia Gubernamental de Control porteña y a la campaña de Macri a la reelección en 2011.

Los supuestos prostíbulos, según la denunciante, son “Rouge y/o Brut”, Vicente López 2257; “New Manhattan y/o “Fama”, Rivadavia 7373/75; “Hot Area”, Artigas 1490 y Juan B. Justo 5302; “Top Secret”, Artigas 1438/46 y Juan B. Justo 5332; “Oba-Oba”, Rivadavia 2434, Capital Federal; “Appart Hotel y Swinger Club Anchorena” Anchorena 1119/21.

Por su parte, Raúl Martins denunció a su hija por supuesta extorsión en el juzgado de instrucción 14 y aseguró que todo se trata de una maniobra para tratar de sacarle dinero en el marco del juicio de divorcio que mantiene con su ex esposa y madre de Lorena.

Agencia DyN


Comentarios


Oyarbide dejaría la causa sobre prostíbulos