Padre e hijo ahogados en el Futalaufquen

El menor resbaló y cayó al lago. El hombre intentó salvarlo.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- Dos turistas de Comodoro Rivadavia, padre e hijo, se ahogaron trágicamente en las aguas del lago Futalaufquen, en el Parque Nacional Los Alerces, en Chubut. Esteban Canio, de 8 años y Juan Carlos, de 28, fallecieron como consecuencia de las bajas temperaturas en momentos en que el padre intentó auxiliar a su hijo que se cayó a las aguas del lago cordillerano.

La tragedia ocurrió el lunes, por la tarde, cuando el pequeño Esteban intentó franquear el río Desaguadero, que desemboca en el lago Futalaufquen, por un cordón de piedras, resbalándose y cayendo hacia el lago Futalaufquen, en un sector que presenta una pendiente que desciende abruptamente alcanzando a los 10 metros de la costa una profundidad de 20 metros.

Ante ello, su padre se arrojó a las aguas para socorrerlo, pero ambos no pudieron salir a la superficie.

El hecho fue informado al destacamento Futalaufquen de Prefectura Naval Argentina, dependiente de esta ciudad, desde donde se concurrió en forma inmediata al lugar, distante tres millas náuticas del destacamento. Se constató que el acontecimiento se produjo en la desembocadura del río Desaguadero (clase II, no navegable, de montaña y en esta época con muy poco caudal), en inmediaciones del autocamping "La Lechuza".

En virtud de la profundidad de las aguas, más de 25 metros, el personal destacado en Esquel solicitó apoyo a esta ciudad, resolviendo el prefecto principal Amílcar Carlos López, el envió de buzos especializados en rescates en lagos de montaña.

En horas del mediodía de ayer los buzos hallaron los cuerpos sin vida de ambos turistas, a una profundidad de 33 metros y a 50 metros de la desembocadura del río Desaguadero. Ambos fueron izados a la superficie y entregados al representante del Ministerio Público Fiscal de la ciudad de Esquel, Eduardo Falco. Interviene en el hecho el juzgado de primera instancia de Esquel a cargo de Jorge Eyo.


Comentarios


Padre e hijo ahogados en el Futalaufquen