Padres de escuela en Allen reclaman por higiene y seguridad

El edificio esta muy deteriorado y dejaron de asistir los porteros. Como primera medida, los padres decidieron retirar a sus hijos del lugar.



EDUCACIÓN

Padres de los alumnos que asisten a la escuela Nº 335 de Allen tomaron reclaman ante el temor de que la demolición de un deteriorado sector del edificio ponga en riesgo a las agrietadas paredes de aulas y pasillos. Exigen que las autoridades de Educación realicen un estudie técnico y avalen con su firma que en la escuela se pueden seguir desarrollando las actividades diarias.

Hoy por la tarde un grupo de padres se reunió en el colegio del barrio Colonizadora y le solicitó a la directora de ese establecimiento, Verónica Ferro, que suspenda las clases. Aseguran desde el Consejo Escolar Alto Valle Centro II que, con el asesoramiento de los arquitectos que trabajan para Educación, se implementó un plan de acción para reparar la escuela.

El otro inconveniente que padece el establecimiento está ligado a la falta de porteros. Hoy en el turno tarde sólo había una portera trabajando para limpiar los 1.500 metros cuadrados que tiene la institución. Desde el lunes persistía la misma situación y la directora y la vice se habían tenido que “arremangar” para limpiar los baños y el resto del edificio escolar. “Nuestra escuela es muy amplia y los chicos utilizan todos los espacios. Contamos con otros porteros pero tienen readecuación de tareas”, agregó la directora, Verónica Ferro.

Ayer los padres de la 335 se organizaban para solicitar una nueva audiencia con la Coordinadora Escolar, Gladys Zapata, y evaluaban posibles medidas de fuerza.

Agencia Allen.-


Comentarios


Padres de escuela en Allen reclaman por higiene y seguridad