Padres y gobierno polemizan por el industrial

Desde el Consejo de Educación se preguntaron por qué en Cinco Saltos esperaron tanto en ir a la Justicia en busca de un lugar para sus hijos en el industrial. El sorteo será el miércoles.



CINCO SALTOS (ACS).- Integrantes del Consejo Provincial de Educación responsabilizaron a los padres por la falta de un nuevo establecimiento técnico en Cinco Saltos. Los papás esperan frenar judicialmente el sorteo que el miércoles definirá los que estudiarán en el industrial de la ciudad y los que serán derivados al bachillerato por falta de cupos.

“¿Por qué los padres no utilizaron antes la herramienta legal? Esperaron todo un año y se encontraron con el mismo problema”, les inquirió la supervisora del nivel medio Adriana Palacios a los padres de Cinco Saltos que el viernes le exigían mayores cupos de ingreso en el industrial de Cinco Saltos para evitar que sus hijos queden fuera del establecimiento.

Más de 16 padres presentaron un recurso ante la Justicia para frenar el sorteo de postulantes que se llevará a cabo el próximo miércoles en el CEM 95.

Son más de 160 egresados de primaria que pugnan por ocupar los 90 bancos que estarán disponibles para el primer año en el Industrial, debido a que otros 40 alumnos tienen el ingreso asegurado porque son hijos de docentes, no docentes o ya tienen hermanos en la escuela.

Debido a que los cupos ya fueron cubiertos en el secundario con orientación de perito mercantil (CEM 72) los egresados de primaria que resulten perdidosos en el sorteo serán derivados a estudiar en el CEM 23, que otorga título de bachiller.

Palacios dijo que el sorteo se realizará invariablemente el miércoles a menos que llegue una orden judicial que indique lo contrario. “Si ustedes agilizan en la Justicia y el juez demanda en tiempo y forma, puede que se suspenda”, manifestó la mujer al tiempo que les inquirió qué habían hecho el año pasado, que no se ocuparon de que este año no se volviera a repetir el problema de la falta de cupos en el Industrial.

Los padres autoconvo

cados le enrostraron el continuo peregrinar por oficinas del CPE e inclusive juzgados para que la cartera educativa pagara los sueldos docentes para que se normalizaran las clases y pusiera en condiciones los establecimientos educativos, al tiempo que le recordaron que por este accionar hasta sus hijos recibieron amenazas de muerte.

La delegada regional del CPE, Ana Marinozzi, que el año pasado se comprometió a solucionar el problema, no acudió el viernes a la asamblea de padres.

La funcionaria aseguró que la supervisora la invitó cuando ya tenía compromisos asumidos en la delegación, ubicada a dos cuadras de donde se reunieron con los padres.

Marinozzi aseguró que “no me desentendí del problema”, al tiempo que explicó que le solicitó a la supervisión que se trabajara en un proyecto de implementación de una tecnicatura en Ciencias Agrarias en el CEM 23 “que la dirección de nivel medio estaba dispuesta a estudiar y acompañar”. Sin embargo dijo que la supervisión no envió el proyecto y los relevamientos necesarios y al no haberse viabilizado, finalmente no se concretó.


Comentarios


Padres y gobierno polemizan por el industrial