Padrinos que ayudan

Esto es esencial para el personal local, que trabaja “a pulmón”.

#

esenciales

Como ocurre desde los últimos años, ayer llegó a la localidad una delegación de bomberos franceses integrantes del SPAI (siglas de la organización de lucha contra el fuego de ese país), encabezados en esta oportunidad por el presidente del organismo, José Tummeo. El SPAI apadrina a los Bomberos Voluntarios de Junín de los Andes desde hace seis años, y en cada período hacen importantes donaciones a la delegación local. En total, se han recibido ya desde Francia tres autobombas forestales 4x4, una autobomba cisterna de 10.000 litros, una ambulancia de alta complejidad, una unidad de rescate en ruta, y amplio equipamiento de rescate de cuerdas y para rescate vehicular. Actualmente, en los puertos de Aduana se encuentra una unidad de abastecimiento para el combate de incendios forestales a fin de traerla a la ciudad. La principal meta del acuerdo de cooperación y padrinazgo es la capacitación, por lo que a lo largo de estos años se han instruido no sólo bomberos de esta localidad, sino también pares de Vicente López (provincia de Buenos Aires) Bariloche (Río Negro) y las localidades neuquinas de Taquimilán, Las Lajas, Aluminé, Andacollo, Picún Leufú, Piedra del Águila, Centenario y San Martín de los Andes. Además, durante los cursos de entrenamiento se capacitó a personal de la Corporación Forestal de Neuquén (Corfone), Policía, Hospital, Gendarmería Nacional, Parques Nacionales y guarda faunas de la provincia. Las temáticas de entrenamiento varían entre incendios estructurales, incendios forestales, socorrismo, traumas, rescate vehicular, rescate con cuerdas y rescate en río. En el 2010, seis bomberos voluntarios de la localidad realizaron un viaje de capacitación a Cannes donde practicaron la ejercitación ofrecida por el personal del SPAI de la Región de Alpes Marítimos, con toda la capacitación becada. El convenio entre las instituciones de Francia y de Junín de los Andes estipula que el SPAI realiza gestiones para adquirir, adecuar y poner en funcionamiento el equipamiento que se dona, y que también se hacen cargo de todos los gastos del traslado de los instructores. En tanto, Bomberos Voluntarios de la localidad debe abonar los gastos de flete marítimo desde Francia para los equipos donados, de importación, de inscripción, despachante y traslado de las donaciones hasta Junín de los Andes, además de la estadía de los instructores y los gastos de los entrenamiento. Los bomberos voluntarios en la Argentina no cobran dinero por ningún servicio de emergencia. El mantenimiento, funcionamiento y búsqueda de recursos se hace “a pulmón”. Textos: Agencia San Martín Fotos: José Cusit

Parte de los equipos aportados por SPAI a los bomberos locales

para destacar


Comentarios


Padrinos que ayudan