“Pagamos para que vengan a vernos”



Parece una locura que todavía los ediles y muchos funcionarios no entiendan una lógica económica que no debería siquiera ser discutida como es el aporte que se debe hacer por pasajero que ingresa a nuestra ciudad, a no ser que todos los funcionarios estén representando intereses que nada tienen que ver con el pueblo de Bariloche. ¿Usted vio alguna vez que le digan: “Pase a ver la película, que le pagamos por verla”? Bueno, es que así es como se está manejando la cosa. Si queremos tener una ciudad ordenada, limpia, con alumbrado en funcionamiento, calles en perfecto estado, seguridad y todo lo que el turista que nos visita merece, si se quiere tener una ciudad modelo y bella, hay que invertir, y mucho. Luego de 28 años de despojo y desgobierno tenemos una ciudad que explota por los cuatro costados y no podemos ser los vecinos quienes tengamos que pagar los platos rotos de quienes hicieron la vista gorda. Nos robaron, nos saquearon e hicieron ricas a no más de diez familias en Bariloche, por eso de la viveza criolla. El turismo estudiantil puede mover 160.000 turistas por año; les cobran entre 6.000 y 7.000 pesos por una semana. Si este segmento tiene una tasa, imposición a las empresas de turismo y servicios o pónganle el título que más les guste, de 350 pesos cada uno (5%) al municipio le reportaría un ingreso anual de 56.000.000 aproximadamente. Si a esto le sumamos los turistas de invierno y verano –cerca de 500.000– con un aporte similar por semana tendríamos 112.000.000 de pesos de financiamiento anual directo, y si a esto le sumamos la recaudación del municipio por el aporte de los vecinos, más la coparticipación, obtendremos aproximadamente 200.000.000 de pesos. Si con todo esto pedimos a Provincia y a Nación el fondo de reparación histórica que nos merecemos, entonces podremos pensar en obras públicas, en manejar mejor el municipio, en controlar la gestión y ayudar a que sea más efectiva. De otra manera, señores, es administrar una bomba que nos va a explotar en la cara a todos y a todas. ¿Tan difícil de entender por parte de quienes manejan el turismo en nuestra ciudad es esto? ¿Qué pretenden? ¿Que el municipio siga haciendo la plancha como lo hizo durante 28 años? ¿O que esa cifra la pongamos los vecinos de Bariloche? Esta ciudad aporta 800 millones de pesos en impuestos, esto significa una facturación total de 4.000 millones de pesos por año… en blanco, de lo otro ni se habla; debe ser por el tema racial: blanco, negro, judío, católico… Ya en la calle se habla de desvergüenza por parte de quienes defienden sólo su bolsillo, bramando por sus supuestos derechos pero nunca reconociendo sus obligaciones sociales, porque sería bueno recordar que quien crece mucho debe aportar de manera equitativa y aquí siguen pidiendo como si estuviésemos en el mejor de los mundos pero nadie habla de aportar “en serio”. Ningún turista va a dejar de venir, a lo sumo podrán decir que es muy caro pagar 1.000 pesos por día para estar en Bariloche, como les pasa a los pibes que desembolsan 7.000 pesos por siete días. Pero, en todo caso, la ganancia de esa cifra que a ojos vista parece muy abultada se la quedan entre quienes los traen y quienes les dan servicios y productos (boliches, excursiones, chocolates, etcétera), que si me apuran podría decir que en muchos casos son la misma empresa. También podrán decir que tenemos el pase de esquí más caro del mundo y aun así seguir viniendo. Y sí, mi club de amigos se agiganta cuando digo estas cosas, pero deberían darse cuenta de que están matando a la gallina de los huevos de oro con actitudes tan mezquinas. Claro, como hasta ahora les salió bien, para qué cambiar, ¿no? Hablan de una baja recaudación municipal; yo me pregunto: ¿esperan que en un pueblo donde la desocupación trepa a dos dígitos sigamos manteniendo la ciudad a costa de no comer y no pagar la luz y el gas? Jorge L. Fernández Avello, DNI 12.862.056 Bariloche

Jorge L. Fernández Avello, DNI 12.862.056 Bariloche


Comentarios


“Pagamos para que vengan a vernos”