Países chicos se ponen firmes en la Cumbre de la UE

Portugal, Finlandia, Bélgica, Austria, Suecia y Grecia buscan impedir que los grandes puedan bloquear decisiones




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Niza, Francia.- Tras cuatro días de arduas negociaciones, la cumbre de la Unión Europea (UE) en Niza podría finalmente fracasar debido al bloqueo impuesto anoche por seis países “pequeños”.

Portugal, Finlandia, Bélgica, Austria, Suecia y Grecia se manifestaron masivamente contra la propuesta francesa de reponderar el voto en el Consejo de Ministros del bloque, la cual prevé que tres de los cuatro grandes miembros de Los Quince -Alemania, Gran Bretaña, Francia e Italia- puedan constituir una mayoría para bloquear decisiones.

La naciones más modestas abogan por un modelo de doble mayoría, sistema con el cual cualquier decisión debe estar respaldada no sólo por la mayoría de los países, sino también por naciones que juntas sumen la mayor parte de la población del bloque, de 370 millones de habitantes en total.

Según los países pequeños, con la propuesta francesa ven disminuida su representación.

Previamente, los jefes de Estado y gobierno de la UE habían alcanzado un acuerdo básico para ampliar las “mayorías cualificadas” dentro de la UE y recortar la imposición de vetos nacionales.

Con esto se habían superado dos importantes escollos para la redacción final de un Tratado de Niza, destinado a facilitar el ingreso de los países del este europeo a dicho bloque.

El presidente de Grecia, Costas Simitis, también reclamó la doble mayoría. “No es satisfactorio que tres grandes países puedan bloquear una decisión”.

Por su parte, el ministro portugués para Cuestiones Europeas, Francisco Seixas, advirtió que “sin un cambio en la propuesta de la presidencia francesa (de la UE) no se llegará a un acuerdo”.

Mientras tanto, el presidente de Francia, Jacques Chirac, propuso suspender la cumbre por dos o tres semanas en vista de las nuevas dificultades, trascendió de fuentes allegadas a las negociaciones.

No obstante, esta sugerencia habría sido rechazado por los líderes europeos reunidos.

Más tarde, Chirac le ofreció a Bélgica ser sede de todas las denominadas cumbres informales de Los Quince, a cambio de que apruebe la propuesta francesa sobre la reponderación de los votos en el Consejo. Se trata de reuniones sin orden del día ni obligación de generar una resolución, que se llevan a cabo en marzo y octubre en el país que ejerce en ese momento la presidencia rotativa de la UE.

Bruselas, sede de la Comisión del bloque y del Consejo de Ministros, habría rechazado esta propuesta, señalaron las fuentes.

Los líderes europeos, además, llegaron a un acuerdo de principio sobre la extensión de las decisiones por mayoría cualificada que, de hecho, consolida el derecho de veto en áreas sensibles como la fiscalidad (Reino Unido), la política social, la cohesión (España) o el comercio exterior en materia cultural o audiovisual (Francia). (DPA y EFE)


Comentarios


Países chicos se ponen firmes en la Cumbre de la UE