Paliza de los Bulls en la primer final del Este

El equipo de Chicago se quedó con el primer triunfo en el inicio de la definición de la Conferencia. Fue 103 a 82 ante el poderoso Miami Heat. Rose consiguió 28 puntos y seis asistencias.



#

NBA

Los Chicago Bulls dieron una inesperada paliza 103-82 a Miami Heat en el primer partido de la final de la Conferencia Este en la NBA. Exhibiendo una efectiva defensa y gran armonía entre titulares y suplentes, los Bulls dominaron a sus rivales en casi todos los aspectos de juego en el United Center, de Chicago. El base Derrick Rose y el alero Luol Deng encabezaron la ofensiva, pero el pívot Joakim Noak y el también alero Carlos Boozer aportaron solidez bajo los tableros ante unos desconcertados Heat. Rose, jugador más valioso de la etapa regular, marcó 28 puntos con seis asistencias, en tanto Deng añadió 21 tantos, Noah 14 rebotes y Boozer 14 cartones y nueve capturas bajo los tableros. “Nuestra defensa se mantuvo muy consistente”, dijo Deng. “Demostramos que somos un gran equipo y solo tenemos que mantenernos enfocados para ganar”. El desafío estuvo parejo durante la primera mitad con empate a 48, pero al regresar de los vestidores los Bulls se adueñaron literalmente de la cancha, respaldados por un entusiasta público, que mantuvo la alegría durante los 48 minutos del choque. Los Bulls dominaron los tableros con 45 capturas, 19 de ellas a la ofensiva, por 33 de los Heat (seis en el ataque). También los ganadores repartieron mejor el balón con 23 pases efectivos para canasta con solo 11 de los visitantes. Los Heat cometieron 16 pases fallidos por nueve los Bulls, que mostraron superior consistencia y efectividad. El zurdo Chris Bosh con 30 puntos resultó el mejor a la ofensiva en el plantel de Miami, en tanto Dwyane registró 18 y LeBron James 15. Esta es la sexta ocasión en que ambos equipos se ven las caras en postemporada con barrida de los Bulls en la primera ronda en 1992, 1996 y 2007 y un éxito adicional en cinco encuentros en la final del Este en 1997. El único triunfo de los Heat ocurrió 4-2 en la primera ronda en 2006. El segundo encuentro se efectuará el miércoles también en el United Center. Después la comitiva viajará a Miami, donde habrá otros dos encuentros. La serie seguirá con choques en sedes alternas hasta que uno de los equipos sume cuatro triunfos y avance a la final de la NBA. En Oklahoma, los Thunder derrotaron 105-90 a los Memphis Grizzlies y avanzaron a la final de la Conferencia Oeste, en la que chocarán con los Dallas Mavericks. Kevin Durant anotó 39 puntos con nueve rebotes y tres bloqueos, en tanto el base Russell Westbrook logró un triple-doble con 14 tantos, diez capturas bajo los tableros y 14 asistencias en el Oklahoma City Arena. “Solo traté de ser agresivo”, dijo Durant, quien en el choque anterior ganado por los Grizzlies anotó solo 11 puntos. “Mis compañeros me ayudaron mucho para hacer mi labor”. “Fue una serie de mucho físico por ambos equipos, pero ahora tenemos que enfocarnos en nuestro próximo rival: Dallas”, añadió el líder anotador de las dos últimas contiendas en la liga. El zurdo James Hardem con 17 puntos y Nick Collison con ocho y 12 rebotes también contribuyeron al triunfo, que le abre las puertas a Oklahoma para buscar el pase a la final de la NBA ante los Mavericks en Dallas desde el martes. Zach Randolph encabezó a los Grizzlies con 17 tantos y diez rebotes, mientras el también zurdo Mike Conley aportó 18, cinco rebotes y seis asistencias. El español Marc Gasol sumó 12 unidades y siete rebotes. Los Grizzlies tuvieron dificultades para anotar bajo la presión defensiva de sus rivales. En tiros de campo concluyeron con 39,9 y 33,3 desde fuera del perímetro, aunque sus estadísticas mejoraron en los minutos finales cuando el encuentro estaba decidido y los ganadores disminuyeron la presión defensiva. “No tengo ninguna preocupación con Kevin (Durant)”, expresó antes del partido el director técnico de los Thunder Scott Brooks. “Sé que va a salir con mucha energía, va a atacar el aro como acostumbra y jugar muy bien para nuestro equipo”. Y hoy al final del encuentro Brooks sonrió satisfech antes de dar su respuesta sobre la actuación de Durant. “Este joven es un ganador y yo no tenía ninguna preocupación sobre lo que haría sobre la cancha”, expresó. “Creo en él y en los esfuerzos que realiza para que nuestro sueño se haga realidad”. La franquicia tomó el nombre de Oklahoma City Thunder a partir de 2008. Desde su ingreso en la NBA en 1967 y hasta 2007 se llamó Seattle SuperSonics. Con ese nombre ganó el anillo en 1979 y tres títulos de Conferencia en 1978, 1979 y 1996. La serie comienza con dos partidos en Dallas y después habrá otros dos encuentros en Oklahoma. Continuarán en sedes alternas hasta que uno de los dos equipos acumule cuatro victorias y el pase a la final de la liga. DPA.-

Foto de AP.-


Comentarios


Paliza de los Bulls en la primer final del Este