Panoramas de la construcción en la región

Neuquén: Lo que sobresale



NEUQUEN (AN).- La incorporación de unos 300 trabajadores al mercado laboral en los recientes dos meses debido al inicio de obras importantes en las principales ciudades de la provincia, y un leve repunte en el esquema salarial del sector son los dos datos sobresalientes de la industria de la construcción en Neuquén.

El déficit es, tal como denunció el miércoles la Cámara Argentina de la Construcción, la “competencia con los subsidios” para desempleados que otorgan los estados nacional, provincial e incluso municipal.

Inclusive, dijo una fuente de la industria, muchos de los trabajadores vuelven a la actividad sin formalizar su situación porque las obras se realizan en períodos acotados y no quieren correr el riesgo que ser dados de baja de los beneficios. De esa manera, “cobran sueldos más bajos sin hacer ningún aporte, y siguen con el subsidio de 150 pesos”, afirmaron.

El cuartel general de la CAC en Buenos Aires fue el disparador cuando informó, el miércoles, que los beneficiarios de los planes jefes y jefas de hogar no se integraban a las obras realizadas en el marco del programa Fonavi. Atribuían esa ausencia al “desinterés” o a que los obreros calificados que se buscan ya estaban en otras actividades.

En el caso neuquino, la delegación de la Unión Obrera de la Construcción contabilizó la incorporación de 250 a 300 trabajadores en los meses recientes. Ese “incremento en la demanda de mano de obra”, dijo Julio Ojeda, el normalizador del sindicato, se debe fundamentalmente a la obra privada que aumenta en esta capital, Plottier, Centenario, Cutral Co y otras ciudades.

Mencionó varios el nuevo casino sobre la ruta 22, edificios céntricos y frente al Concejo Deliberante, entre otros proyectos en marcha y, en cuanto a obra pública, recordó el inicio de la nueva terminal de ómnibus, el museo de bellas artes, el hospital de Plottier, entre otras.

También se refirió a los ajustes salariales que elevaron el sueldo promedio de un albañil a “350 o 380 pesos por quincena”.

Esa recuperación de la demanda y del poder adquisitivo del salario comenzó a reflejarse en la última edición de la Encuesta Permanente de Hogares, que arrojó un incremento de dos puntos, respecto a las mediciones del año pasado, en la participación de la construcción en la ocupación de población económicamente activa en el conglomerado Neuquén-Plottier.

Las estadísticas confirman la percepción de los empresarios y sindicalistas. Por caso, en el primer semestre de este año se mantuvo el aumento de la demanda de ocupación por primera vez en un período de cinco años. En coincidencia, se produjo un incremento en la demanda de materiales para la construcción, tal como ocurrió en el resto del país.

VIEDMA (AV).- El presidente de la Cámara de la Construcción de la provincia de Río Negro, Juan Castelli, se mostró optimista por las perspectivas que se abren para el sector.

Dijo que “con todos los anuncios del gobierno nacional hay expectativas, y esperanzas de que el año que viene sea un buen año, y hoy por hoy se nota un grado mayor de reactivación más en la obra privada que en la pública” de la provincia de Río Negro. En cuanto a la pequeña obra privada como refacciones y ampliaciones que suelen encarar particulares, señaló que “se está reactivando algo al punto que las fábricas de ladrillos, acero, hormigón tienen buena producción vendida y si uno requiere material lo tienen comprometido hasta fin de año”.

Al analizar el Presupuesto nacional para el año próximo, puntualizó que “hay un incremento importante de 6.000 millones de pesos, involucrando a todo el movimiento con fondos fiduciarios, partidas nacionales e internacionales, y es una importante expectativa para el año que viene”

Negó que el actual ejercicio esté perdido desde el punto de vista del índice de la construcción, argumentando que hay actividad y además la provincia está negociando la continuidad de la ruta nacional Nº 23, o la construcción del Centro de Convenciones.

No obstante, aclaró que “de alguna manera la provincia no fue favorecida en la distribución de fondos extras que el gobierno nacional le dedicó a la construcción de viviendas”.

Al respecto, Castelli agregó que “ni Río Negro o Neuquén salieron favorecidas ni mucho menos porque la recaudación del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) sigue en tendencia decreciente por el poco consumo de nafta súper” cuyo impuesto engrosa ese fondo.

Estimó que “las expectativas para este año ronda los 550 millones de la Nación, por lo tanto Río Negro recibirá un 4,5% durante el 2004 para la construcción de viviendas, lo que ronda 27 millones contra 40 millones de hace cuatro o cinco años”.

Indicó que igualmente “hay expectativas con la ejecución del Programa de Mejoramiento de Barrios porque es financiamiento externo”.

En ese marco, inscribió a las obras de Patagones durante el transcurso del año que viene, y además se vienen las obras de los hospitales en El Bolsón y Bariloche, el Ministerio de Educación prepara la documentación de 13 escuelas que anunció la ministra Ana Mázzaro.

El titular de la cámara concluyó en que “de los anuncios a la realidad no se han correspondido las cosas pero con lo que el gobierno nacional incrementó los fondos de obras públicas debería haber una actividad razonable para el año que viene”.

Nota asociada: En Villa la Angostura se están construyendo mas casas que hoteles  

Nota asociada: En Villa la Angostura se están construyendo mas casas que hoteles  


Comentarios


Panoramas de la construcción en la región